Veracruz: niega contralora daño patrimonial en cuenta 2008

jueves, 18 de febrero de 2010

JALAPA, Ver., 18 de febrero (apro).- La contralora general del estado, Clara Luz Prieto Villegas, negó que el gobierno de Fidel Herrera Beltrán hubiera incurrido en daño patrimonial de la cuenta pública 2008.
    Ayer, el titular de la ASF, Juan Manuel Portal Martínez, presentó el informe de resultados de la cuenta pública del gobierno de Veracruz, correspondiente a 2008, y señaló que en esa entidad se observó subejercicio en todos los fondos asignados por la Federación ese año.
    Al respecto, Prieto Villegas explicó que la ASF emitió 90 recomendaciones y siete pliegos de observaciones, que en pesos significan 54 millones de pesos, “un procedimiento estrictamente de carácter administrativo, derivado de una revisión a los controles internos”.
    En conferencia de prensa, la funcionaria estatal aseguró que de esas 90 recomendaciones, la ASF observó la falta de controles internos en los niveles laborales de la Secretaría de Educación en Veracruz (SEV), que tendrán que jerarquizarse, “pero esto es de carácter 100% administrativo y no representa ningún daño al erario público”.
    En materia de obra pública, añadió, los expedientes técnicos no se encuentran debidamente integrados. En el rubro de salud, expresó, las observaciones son igual a los controles internos, y en ese sentido “se encuentran todas las demás observaciones administrativas a las diversas dependencias”.
    Asimismo, señaló que ya había girado instrucciones a las dependencias correspondientes para atender las recomendaciones emitidas por la ASF, además de los siete pliegos de observaciones, para que sean solventadas en un plazo de 30 días a partir de que se reciba la notificación correspondiente.
    En el informe entregado ayer a la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados federal, Portal Martínez manifestó que en la revisión del Fideicomiso para la Infraestructura de los Estados, para comprobar que las inversiones físicas se planearon, programaron, presupuestaron, licitaron, contrataron y ejecutaron conforme a la legislación aplicable, la ASF determinó fiscalizar un monto de 17 millones 840 mil pesos destinados al gobierno veracruzano.
Y aunque se cumplieron las disposiciones normativas, la ASF emitió 11 recomendaciones, debido a que los estudios de factibilidad técnica, económica y ambiental “fueron aplicados de manera deficiente, no contaron con un proyecto definido, y se tramitaron en forma extemporánea las licencias y permisos para la ejecución de obras públicas”.
Tampoco se asentaron en el acta de fallo todos los requisitos para su integración, se asentaron datos incongruentes en las bases de licitación por invitación en relación con lo estipulado en las cláusulas contractuales, y no se asentaron plenamente en la celebración de los convenios todas las condiciones requeridas en las obras públicas.
En torno de la aportación federal al sector educativo de la entidad, la ASF detectó errores y omisiones, sobre todo en los pagos con cargo a centros de trabajo no financiables del nivel medio superior, superior y en áreas no vinculadas con la educación básica o la formación de docentes, por un monto de 281 millones 880 mil pesos.
Entre otros aspectos, apuntó, “en la revisión no se encontraron conciliados los centros de trabajo, grupos, aulas y matrícula incorporados en las nóminas con los registros remitidos a la Secretaría de Educación Pública o con el soporte documental, los registros de plazas y categorías autorizadas, o no corresponden a las pagadas en nómina”.

Comentarios