Exsocio de Cabal Peniche, implicado en millonario fraude en Tabasco

jueves, 25 de febrero de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 25 de febrero (apro).- La sombra de Carlos Cabal Peniche, el poderoso empresario que, en 16 años de litigios, logró salir bien librado de 17 acusaciones por fraude y que en enero pasado fue sentenciado a 90 días de cárcel por evasión fiscal, vuelve a aparecer en esta entidad.
    Y es que uno de sus exsocios, Álvaro Domínguez de la Huerta, quien es dueño de la inmobiliaria MDC S.A de C.V., anda en líos por incumplir con la entrega de viviendas en el fraccionamiento “Residencial de la Huerta” a cerca de 500 familias que adquirieron inmuebles en dicho desarrollo urbano.
Encabezados por José Alfredo Sánchez Priego, los denunciantes relataron que en 2006 adquirieron casas en el citado fraccionamiento, ubicado en el kilómetro 9.8 de la carretera Villahermosa-Frontera en la ranchería Lagartera, municipio de Centro, cabecera de esta capital, y que hasta el momento no han recibido ni la vivienda ni el dinero que pagaron por adelantado.
En 2008, prosiguieron, la constructora suspendió las obras y, sin consultarlos, traspasaron el fraccionamiento al grupo Vivo, cuyos directivos se niegan a reconocer cualquier trato que hayan hecho con la Inmobiliaria MDC, S.A de C.V., de Álvaro Domínguez de la Huerta.
Ante tal situación, los inconformes buscaron de inmediato a Domínguez de la Huerta para exigirle la entrega de las casas o la devolución de su dinero, pero el exsocio de Cabal Peniche se esfumó.
Por esa situación, los vecinos defraudados interpusieron demanda penal en contra de Domínguez de la Huerta y pidieron la intervención del gobernador Andrés Granier Melo.
    De la Huerta dirigía la Corporación Empresarial Diamante (CED) que, luego del encarcelamiento de Carlos Cabal en Melbourne, Australia, se hizo cargo de las fincas bananeras que el exbanquero tiene en Tabasco y Pichucalco, Chiapas.
De la Huerta, encarcelado dos veces por fraude y socio de Cabal desde 1984, dejó deudas por más de 30 millones de pesos a proveedores, empleados y prestadores de servicios a través de la CED y empresas filiales como el Grupo Bananero del SUR, S.A de C.V., constituida el 17 de agosto de 1996 con la escritura 3238 ante la fe del notario público Marco Antonio Buendía Burgos.
Entre los defraudados por Álvaro Domínguez se encuentran Miguel Ángel Márquez Parra de la empresa Agrotecnia 2000, quien recibió 13 cheques sin fondos por más de 2 millones 642 mil pesos.
Hiperquimia con 2 millones 100 mil pesos; Papel Cartón y Derivados, 1 millón 700 mil pesos; RCM Ingeniería Agrícola, 2 millones 688 mil pesos; Tamex, (Tecnica Agrícola México), 100 mil dólares; Fertilizantes y Agroquímicos, 350 mil pesos; Zeneca Agroquímicos, 900 mil pesos y Cartonera Querétaro con 400 mil pesos.
También estafó a la Distribuidora Agrícola Mexicana, con 480 mil pesos; Agroinnovación con un millón de pesos y al Capitán José Gabriel Pérez Esquinca, de Aerofumigaciones “Jorge Efraín”, S.A. de CV con más de 800 mil pesos, además de transportistas, dueños de bodegas en centrales de abastos y aseguradoras.
    El pasado 29 de enero, luego de 17 acusaciones penales, 16 años de litigio, 4 años de prófugo y un proceso de extradición de 2 años 9 meses con cárcel en Australia, la juez federal, Laura Serrano Alderete, resolvió el último juicio vigente en contra de Cabal Peniche.  
    Absolvió a ex banquero de pagar 239 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y lo sancionó con sólo 90 días de prisión por defraudación fiscal de 370 mil 625 pesos, cometida en 1993 por su empresa San Carlos World Trade.
    En 1998, cuando Hacienda denunció ante la PGR la evasión fiscal de Cabal, estableció que el daño al fisco había aumentado a 4 millones de pesos, por las acumulaciones y recargos, y manifestó que en el 2009 la suma ya ascendía a 239 millones de pesos.
    La SHCP pidió a la juez Laura Serrano sentenciar a Cabal a pagarle esta suma, pero la juez lo absolvió argumentando que al momento de ocurrir la evasión fiscal, no existía en la ley la figura de la reparación del daño.
    Cuando en 1996 Cabal estuvo preso en Australia, el ex socio mayoritario del desaparecido Banco Unión reveló que aportó cuatro millones de pesos a la campañas presidencial de Luis Donaldo Colosio y un millón a Roberto Madrazo para la gubernatura de Tabasco.
    Durante 16 años Cabal litigó un total de 17 acusaciones penales, estuvo 4 años prófugo de la justicia, pasó 2 años 9 meses en una cárcel australiana y llevó 9 años de estar sometido a diversos juicios en México.
    Desde que se dio a la fuga en 1994, luego de ser acusado por Hacienda de evasión fiscal, su defensa ha estado a cargo del despacho de abogados Zinser y Esponda, del que hasta noviembre de 2008 formó parte Fernando Gómez Mont, el actual Secretario de Gobernación.
    La condena a tres meses de prisión por defraudación fiscal no es considerado delito grave, y aunque se le ratificara la pena por apelación de la PGR, Cabal Peniche ya la tendría cumplida por anticipado por los 2 años 9 meses que estuvo preso en Australia durante el proceso de extradición.

Comentarios