Sube de tono conflicto en el Colegio de Bachilleres de Jalisco

jueves, 25 de agosto de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Profesores del Colegio de Bachilleres (Cobaej) acusaron hoy a las autoridades educativas de violar el contrato colectivo de trabajo y de hostigamiento laboral y despidos injustificados. Los maestros, dirigidos por Aldo Santana, líder del Sindicato Único de Académicos del Colegio de Bachilleres de Jalisco (Suacobaej), cumplieron hoy 10 días en plantón frente a la Casa Jalisco. Durante ese tiempo, los quejosos han exigido al gobernador Emilio González  Márquez la destitución del director general del Coabej, José Antonio Cabello Gil. Cuando el funcionario fue diputado federal, en 2008, protagonizó un escándalo de aviadores panistas en el ayuntamiento de Guadalajara, donde era director de Educación. Santana dijo en entrevista que a Cabello Gil “no le interesa la educación” por ser de “filiación panista y yunquista y de pensamiento arcaico y feudal”. Denunció que pese a que 98% de los mil 100 profesores del Cobaej pertenecen al sindicato, el gobierno del estado “ignora” sus peticiones, y en respuesta a éstas, los “agrede”. Por lo pronto, dijo, 13 de sus compañeros ya han sido despedidos. Agregó que aun cuando el Suacobaej tiene el reconocimiento de la Secretaría del Trabajo, las autoridades de Jalisco se niegan a responder a sus demandas laborales. Entre otras exigencias, los profesores piden que el gobierno del estado les liquide los dos años que les adeudan por antigüedad, aproximadamente un millón de pesos; que se realice una recategorización del cuerpo docente en función del desempeño y antigüedad de los docentes, equivalente a 100 millones de pesos. También demandan que se les entreguen los recursos de estímulos que se han reducido año con año en esta institución que depende directamente de la Secretaría de Educación de Jalisco (SEJ). “También que se frenen los agravios a nuestra función sindical. A pesar que estamos legalmente reconocidos y contamos con la toma de nota de parte de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social nos impiden entrar a los planteles y hasta la policía nos echan”, denunció el secretario de actas y acuerdos Carlos Scheel Martín. El conflicto ha ido subiendo de tono luego de que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje negó en dos ocasiones el emplazamiento a huelga, primero para el 5 y luego para el 29 de agosto. Por lo pronto ya se instalaron mesas de diálogo, pero de acuerdo con Santana, se ve lejana una solución al conflicto.

Comentarios