Refuta PRI Quintana Roo acusaciones de candidata opositora

domingo, 23 de junio de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El Comité Directivo Estatal del PRI en Quintana Roo rechazó este domingo las acusaciones de la candidata de la alianza de facto PAN-PRD, Karla Romero Gómez, quien denunció que en un acto de campaña en la región 236 fue agredida por un grupo de encapuchados que le lanzaron piedras y botellas. La periodista señaló por este incidente a Juan Carrillo Soberanis, su adversario del Partido Revolucionario Institucional en el distrito 14. La aspirante acusó que la agresión, perpetrada contra su equipo de trabajo por unas 40 personas, ocurrió sin que a los responsables les importara la presencia de niños y mujeres. La candidata afirmó que con estas acciones queda demostrado el bajo nivel y la “escuela” de donde proviene Carrillo Soberanis, quien fue dirigente del Frente Juvenil Revolucionario (FJR) del PRI. Sin embargo, el Comité Directivo Estatal del PRI negó “total y absolutamente” que miembros del FJR actúen de manera irresponsable y que estén involucrados en supuestas agresiones a terceros como acusa, sin pruebas, Romero Gómez. “En el PRI hacemos una campaña limpia, sin agresiones ni descalificaciones, hemos rechazado en todo momento la confrontación y privilegiado la propuesta y el sano debate de ideas”, indica. Y continúa: “En el Frente Juvenil Revolucionario participan jóvenes entusiastas que se unen a la vida política de nuestro estado bajo los postulados del PRI, entendiendo que son nuestro presente y que de su participación depende en muchos casos su futuro inmediato”. Por lo tanto, el Comité Directivo del tricolor hizo un llamado a la candidata de la coalición de facto PAN-PRD para que se conduzca con respeto y civilidad en este proceso electoral, ya que llamó a Carrillo Soberanis “porro mayor”. “Que sea el sano debate de las ideas lo que prevalezca”, enfatizó. Por último, el PRI Quintana Roo considera que las acusaciones de Romero Gómez son una estrategia, ya que no hay denuncias ante las autoridades ministerial ni electoral sobre el hecho que ella reportó, y tampoco una llamada de auxilio a la Policía Municipal de Benito Juárez. “No se duda que ella misma, en su desesperación por la evidente derrota que sufrirá en las urnas el 7 de julio, haya armado todo este teatro para salir en los medios de información de forma ventajosa”.

Comentarios