El asesinato de Karla López "ya no es tema": Moreno Valle

martes, 11 de febrero de 2014
PUEBLA, Pue. (apro).- El gobernador Rafael Moreno Valle consideró que el feminicidio de Karla López Albert “ya no es tema”, luego de que, quien fuera su novio, se encuentra bajo arraigo por ser el principal sospechoso. “Ya no es tema, se va a aplicar la ley, pero ¿qué más se puede hacer? Ya está arraigado (el presunto culpable). No sé qué más podamos hacer”, dijo en entrevista tras la inauguración del Centro Integrador de Servicios de Xochitlán de Vicente Suárez. Aunque la madre de la víctima, María Esperanza Albert Razo, acusó este lunes a la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) de proteger a Manuel Forcelledo Nader, quien era novio de Karla y señalado como el principal sospechoso del crimen, el mandatario estatal dio el caso por cerrado. Karla López Albert tenía cinco meses de embarazo y desapareció desde el pasado 30 de enero cuando, según sus familiares, se entrevistaría con su novio. El 2 de febrero, su cuerpo fue encontrado en un paraje de la delegación Tláhuac en el Distrito Federal, pero fue hasta cinco días después, el 7 de febrero, cuando se confirmó que se trataba de la poblana reportada como desaparecida. María Esperanza Albert aseguró que el inculpado recibía protección pues es familiar de un exfuncionario del área de Seguridad Pública del estado. Versiones periodísticas comentaron que la relación era con Adolfo Karam Beltrán, quien fue jefe de la Policía Judicial en Puebla durante el gobierno de Mario Marín. Sin embargo, a través de su cuenta Twitter, el exfuncionario desmintió la versión: “Manuel Forcelledo Nader NO ES FAMILIAR MÍO, no lo conozco, gracias por aclararlo”, escribió Karam Beltrán. El procurador estatal, Víctor Carrancá, dijo ayer que Forcelledo se declaró inocente y presentó datos sobre las personas y lugares donde estuvo en esos días. Según el funcionario, el presunto responsable ni siquiera reconoció que se hubiera encontrado con Karla el 30 de enero, como lo asegura la familia de la víctima. La abogada defensora, Marisol Montes, acusó que la Procuraduría de Puebla concedió al presunto responsable un lapso de 168 horas para que preparara su coartada, ya que el cuerpo de la joven fue hallado desde el 2 de febrero, pero fue hasta el 7 que se coordinaron con las autoridades del Distrito Federal para su identificación. Además, en el proceso se ha desatado una controversia en cuanto a la fecha en la que realmente murió Karla. La PGJ y la dirección de Comunicación Social afirmaron que fue asesinada “incluso antes” de la denuncia por desaparición, es decir, entre el 30 y 31 de enero. Agregaron que con base en evidencias físicas y condiciones del cuerpo, se determinó que fue ultimada entre la noche del 30 y la madrugada del 31 de enero. Sin embargo, el acta de defunción emitida por el Instituto de Ciencias Forenses del DF, afirma que murió el 1 de febrero, un día después de que la familia presentó la denuncia.

Comentarios