Adolescente finge morir y sobrevive a secuestro

jueves, 6 de febrero de 2014
PUEBLA, Pue. (apro).- Un muchacho de 13 años logró sobrevivir a un secuestro y, luego de fingirse muerto, denunció a sus captores, entre ellos, el exnovio de su abuela. Los plagiarios lo hirieron con 25 puñaladas y al creerlo sin vida, lo abandonaron en un paraje de la localidad de San Vicente Boquerón. A pesar de las lesiones, el adolescente se levantó y regresó a su casa para denunciar a los autores del secuestro. La Procuraduría de Justicia de Puebla presentó a tres detenidos como responsables de este plagio ocurrido en el municipio de Acatlán de Osorio el pasado 29 de enero. Los supuestos secuestradores fueron identificados como Jesús Huerta González, alias "El Garrote" y/o "El Cadáver", de 62 años de edad, expareja de la abuela del menor y líder del grupo; Fredi José Canseco Rojas, alias "El Mamut", de 18 años de edad, y Antonio Mota Silverio, alias "El Mota", de 42 años de edad. Todos dijeron ser originarios de Acatlán de Osorio. De acuerdo con el titular de la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI), Fernando Rosales Solís, el menor fue secuestrado cuando se dirigía hacia la secundaria de ese municipio. Un sujeto a bordo de un taxi ofreció llevarlo hasta el lugar. El adolescente accedió pues se trataba de la expareja sentimental de su abuela. En el trayecto, dos hombres se subieron a la unidad y sometieron al menor con un machete y un arma de fuego. Luego, se comunicaron su abuela para exigirle un pago por el rescate. Sin embargo, la mujer acudió al Ministerio Público para presentar la denuncia correspondiente. La autoridad abrió la averiguación previa PGJP/DGIC/AP/11/2014. El 2 de febrero, cuatro días después del plagio, la abuela pagó 45 mil pesos para que liberaran a su nieto. Aún así, los secuestradores le provocaron 25 heridas con un machete y un cuchillo. El menor fingió que ya había muerto, por lo que sus captores lo llevaron a un cerro para abandonarlo. Apenas se alejaron, el adolescente se puso de pie y caminó hasta su casa, donde denunció lo ocurrido, así como la identidad de sus secuestradores, quienes de inmediato fueron detenidos agentes de la DGADAI. Los tres detenidos fueron plenamente identificados por la víctima y quedaron a disposición del Ministerio Público, acusados de secuestro e intento de homicidio.

Comentarios