Nombran gobernador de Querétaro a funcionario que ordenó "madrear" a un comunicador

jueves, 27 de agosto de 2015
QUERÉTARO, Qro. (apro).- El gobernador sustituto Jorge López Portillo Tostado es el mismo funcionario que siendo secretario de Gobierno ordenó al titular de Comunicación Social, Abel Ernesto Magaña Álvarez, “madrear” a un comunicador al que llamó “putarraco”. López Portillo continuó al frente de la Secretaría de Gobierno del estado pese a admitir que sí era su voz la que aparece en la grabación difundida en octubre pasado, e incluso, fue exonerado de toda responsabilidad por la Contraloría estatal. En la grabación se le escucha indignado porque el comunicador abordó un tema referente a la inseguridad en el estado, donde fue señalado de manera directa el entonces gobernador José Eduardo Calzada. Tras la solicitud de licencia definitiva por parte de Calzada Rovirosa –quien fue nombrado titular de Sagarpa en el gobierno de Enrique Peña Nieto–, ahora López Portillo rindió protesta como gobernador sustituto. Lo anterior, pese a que el del audio no es el único escándalo en torno a López Portillo, ya que también fue exhibido luego que su hijo, Ricardo López Alcántara, impulsó la empresa “Quiero Taxi”, misma que es competencia de Uber, a la que López Portillo puso obstáculos. El entonces secretario de Gobierno aseguró que su hijo –quien aparece como secretario particular del oficial mayor en el gobierno del estado– nada tenía que ver en “Quiero Taxi”, pero documentos oficiales evidenciaron que fue su vástago quien promovió el registro del nombre de la empresa. Jorge López Portillo se incorporó al gobierno de José Eduardo Calzada Rovirosa como secretario de Finanzas, cartera que dejó por la Secretaría de Gobierno en marzo 2012, cuando el priista Roberto Loyola Vera dejó ese puesto para contender por el gobierno municipal de Querétaro. Sin embargo, López Portillo no llegó solo al gobierno de José Calzada, pues su esposa María Lourdes Alcántara de La Torre ocupó la titularidad del Instituto Queretano de la Mujer días antes de que la administración de José Calzada entrara en funciones. Después de duras críticas por diversos casos de mujeres desaparecidas, el funcionario acompañó a su esposa a recibir el premio Tlatoani en 2013, supuestamente por ser la mejor directora de los institutos de la Mujer en el país, una distinción calificada por otros funcionarios de “patito”. Por ejemplo, el entonces alcalde Raúl Veyna Lomas, de Morelos, Zacatecas, reveló que el Instituto Mexicano de Evaluación (IMDE), que otorgaba esos premios, le pidió 17 mil 500 pesos para reconocerlo como “mejor alcalde del país”, razón por la que rechazó la propuesta. Ese mismo año también recibió el premio Tlatoani la directora del Instituto Queretano de la Mujer del municipio de San Juan del Río, quien también fue distinguida como la “mejor directora de los institutos de la Mujer en México”. Lourdes Alcántara dijo que su premio fue fruto del compromiso del entonces gobernador José Eduardo Calzada Rovirosa y su esposa, Sandra Albarrán.  

Comentarios

Otras Noticias