Funcionaria denuncia violencia institucional y acusa a juez golpeador

lunes, 29 de febrero de 2016
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- En su último informe de actividades, la directora del Instituto Chihuahuense de la Mujer (Ichmujer), Emma Saldaña Lobera, denunció la violencia institucional que sufren las mujeres, y cuestionó al presidente del Tribunal Superior de Justicia, Gabriel Sepúlveda Reyes, que tenga en el pleno a un magistrado “golpeador”, Filiberto Terrazas Pacheco, acusado de violencia familiar. Un grupo de mujeres que asistió al acto agradeció a la funcionaria haber trabajado del lado de la ciudadanía y no de quien la contrató (el gobernador César Duarte Jáquez), y luego mostró una lona con la leyenda: “Alto a la violencia institucional. Que no te cueste trabajo ir a tu trabajo”. Casi al mismo tiempo, la activista y consejera del Ichmujer, Luz Estela Castro Rodríguez, denunció la violencia que ha ejercido el secretario de Desarrollo Social estatal, José Luis García Rodríguez, contra Saldaña Lobera. El funcionario estatal negó que hubiera algún problema con la directora del Ichmujer, pero ella explicó que desde que asumió el cargo, aquél no ha cesado de gritarle en público. Incluso dijo que llegó a jalonearla porque no estuvo de acuerdo con las políticas implementadas y cuestionó los apoyos del DIF estatal para niños y mujeres víctimas de violencia. Durante la presentación del informe, Emma Saldaña también recordó que el asesinato de la activista Marisela Escobedo Ortiz, a las puertas del Palacio de Gobierno, obligó a cambiar y agilizar las políticas de género en la entidad, porque las autoridades estaban renuentes a que se abrieran los Centros de Justicia para las Mujeres, y a partir de esa “muerte innecesaria” avanzaron en su instrumentación. Los asistentes al informe escucharon con sorpresa la avalancha de denuncias que llegaban a través de Saldaña y las representantes de organizaciones de la capital y de Ciudad Juárez. La directora del Ichmujer subrayó que José Luis García le gritó en varias reuniones con funcionarios federales y estatales del sector social, como el delegado de la Sedesol, cuando ella cuestionó la inoperancia del plan de intervención tras el asesinato del niño Cristopher Márquez Mora, en mayo del año pasado, debido a que no estaba planeado con perspectiva de género y humanización. “Teníamos que pensar en la situación de una mujer que trabaja y que no tiene dinero para pagar que le cuiden a su hijos y se ve obligada a dejarlos solos porque no hay un programa pensado en eso”, apuntó. El tema llegó a la tribuna del Congreso local, donde se hizo un exhorto al DIF para que cumpliera con ese acuerdo y la situación molestó al secretario. “Yo no soy responsable de que las cosas no se cumplan (...) es una larga historia. Incluso con anterioridad solicité al propio secretario general, Mario Trevizo, no tener contacto con este funcionario y le pedí expresamente que no quería que acudiera hoy al informe, pero sí vino”, soltó. Posteriormente agradeció al Movimiento Estatal de Mujeres su apoyo. Saldaña adelantó que analizará si interpone una denuncia contra García Rodríguez por la violencia que ha ejercido en su contra. “Es algo que tengo que pensar, es algo que me he cuestionado, que yo he entrado en mis procesos silenciosos, dentro de mí, Emma Saldaña, y digo: Yo me he dedicado a la defensa de las mujeres, he trabajado en contra de la violencia, y si yo hubiera visto, de verdad, a una mujer que le hacen lo que a mí me hicieron, yo me hubiera visto obligada a defenderla”. Un informe atípico: Martha Lamas La feminista Martha Lamas, consejera externa de Emma Saldaña, dijo que nunca había presenciado un informe atípico como el de Saldaña. “Yo nunca había estado en un informe tan atípico en el que a los funcionarios se les dice en su propia casa sus verdades. El secretario de Desarrollo Social ha estado bastante grosero con ella. Fue muy valiente que (Emma Saldaña) denunciaran eso y lo del juez golpeador. Es un informe democrático e inédito. Es un mensaje fuerte de una persona que ha estado trabajando y que reconoce que puede hacer su trabajo gracias al Movimiento de Mujeres”, agregó. Destacó también el mensaje de Emma Saldaña sobre Marisela Escobedo: “Fue impresionante y muy conmovedor, es lo que debería hacer todo funcionario y no lo hace. No había estado en informes donde se dijeran las cosas así, como son”. El informe Emma Saldaña reconoció que el exgobernador José Reyes Baeza Terrazas dejó preparados los Centros de Justicia para las Mujeres (que son parte de la sentencia del Campo Algodonero) que se implementaron en esta administración. Ahora hay política pública nacional en el tema de género y gran parte se inició en esta entidad, dijo, y admitió que César Duarte la invitó a dirigir el Ichmujer porque conocía sus antecedentes en el trabajo con personas transgénero, homosexuales y trabajadoras sexuales, “y se arriesgó a ponerme”. Refirió que desde el inicio llamó a Martha Lamas para asesorarse en la materia y capacitarse en el tema de género, y además se cobijó en el Movimiento de Mujeres con el que había trabajado en Fátima y en otros especialistas del gobierno federal. “La muerte de Marisela Escobedo, una muerte innecesaria, generó políticas de género que se deben al sacrificio de su muerte. No debió haber sucedido. No voy a olvidar el llanto de su nieta (Heiry), que ya había perdido a su mamá (Rubí Marisol Frayre Escobedo)”, recordó. Sostuvo que en el Ichmujer trabajaron en la igualdad de hombres y mujeres para erradicar la violencia, y el convenio fue firmado por el gobernador para abrir el Centro de Justicia de las Mujeres. “Había resistencia previamente, pero ahora es el único centro en el país. Es un reconocimiento a la vida y al sacrificio de Marisela. El convenio lo firmaron los tres poderes de gobierno y los presidentes municipales”, apuntó. Luego nombró a los familiares de las víctimas de desaparición forzada, como los Alvarado, y a dos madres de jóvenes desaparecidas en Ciudad Juárez que pidieron apoyo para pagar peritajes con las antropólogas forenses argentinas, porque no creían en las autoridades de la fiscalía. “Hicimos un ajuste en los gastos del presupuesto para apoyarlas y lo logramos”, puntualizó. También mencionó la violencia severa que sufren las mujeres indígenas en la Sierra Tarahumara, de donde les han llegado víctimas con hachazos en la cabeza, sin orejas, sin dedos, situaciones por las que abrió un refugio en la zona serrana. Ahí, subrayó, hay una abuela a la que dejaron con 13 nietos porque el padre de los niños mató a su esposa, a su cuñada y a su suegro, y se logró canalizar a la mayoría de los niños a albergues. La abuela sólo se quedó con los más pequeños. “Estoy convencida de que la base estructural de la violencia es la pobreza, porque aunque detengan al culpable, quienes se quedan afuera no tienen ni para darle de comer a sus hijos”, apuntó Saldaña. Y habló también de la violación a niñas y niños, de cuyos casos llegan uno cada día al instituto. “A una niña de ocho años la contagiaron de papiloma humano, la operaron y recientemente recayó”. Cuando abrieron el programa de denuncia por acoso y hostigamiento sexual institucional, también llegaron al Ichmujer muchos casos de la iniciativa privada. Recibieron 15 denuncias de empleadas de gobierno, 50% del sector educativo, dijo. Por su parte, Lorena Cruz, directora del Inmujeres, destacó que el Movimiento de Mujeres de Chihuahua es el más influyente en el país, y respecto el Ichmujer aplaudió la transparencia presupuestal y el trabajo de Emma Saldaña, “que deja un reto muy grande”.

Comentarios