Diputados de Guanajuato estrenan Congreso tras 8 años de construcción y 800 mdp

domingo, 25 de septiembre de 2016
GUANAJUATO, Gto., (apro).- Ocho años y muchos millones de pesos después, los diputados locales pudieron por fin realizar una sesión plenaria en su nuevo edificio, al que han denominado Casa Legislativa pero que en realidad es un inmueble monumental que cambió la panorámica de los cerros de la ciudad y que pasó de un presupuesto inicial de casi 140 millones a rebasar los 800 millones de pesos, todavía con detalles por acabar. En la ceremonia de apertura de su segundo año de sesiones, ante casi 500 invitados y durante el discurso del gobernador Miguel Márquez Márquez, militantes de Morena se levantaron de entre el público con pancartas en las que cuestionaron la inseguridad en el estado, pero también “la opacidad, los excesos y la corrupción” que -señalaron- rodea la edificación de la nueva sede del congreso. “PAN=PRI=Márquez=EPN. Corrupción”, decía una de las pancartas que levantaron los militantes de Morena, entre quienes estaba su dirigente estatal Ernesto Prieto. [caption id="attachment_456349" align="alignnone" width="800"]Protesta de legisladores de Morena. Foto: Especial Protesta de legisladores de Morena. Foto: Especial[/caption] La construcción del edificio empezó en septiembre del 2008, inicialmente con un proyecto presupuestado en 139 millones de pesos, encargado al arquitecto Teodoro González de León, recientemente fallecido. Este domingo, ocho años después y a un mes de que pudieron concretar la mudanza, los diputados de la 53 Legislatura local abrieron para la inauguración del primer periodo ordinario de su segundo año de ejercicio legal entre cables al aire, hoyos en el concreto, áreas sin pavimentar y accesos sin concluir. También se alcanzaron a ocultar las dos placas colocadas por los integrantes de las dos legislaturas anteriores a las cuales tocó definir el proyecto e iniciar la construcción, pero no pudieron verlo concluido y tampoco lo estrenaron, aunque sí quisieron dejar constancia de dos inauguraciones meramente simbólicas. “Nuevo ícono arquitectónico de Guanajuato”, lo llamó a diputada del PRI Arcelia González González, al hablar a nombre de la Legislatura, después de recibir las felicitaciones del representante del Poder Judicial, el magistrado Miguel Valadez Reyes, y del gobernador Miguel Márquez por el estreno de la nueva sede. “No serán los únicos beneficiarios sino todos los guanajuatenses todos, pues es a ellos a quienes se sirve; ello tiene que ser así”, alcanzó a decir en su intervención el magistrado Valadez Reyes. Madera de importación, plaza cívica monumental, salón de usos múltiples para mil personas, iluminación ecológica, elevadores exclusivos para los diputados y otros para el público; amplia cafetería, varios salones de juntas y comisiones, cocina para banquetes, un salón de plenos con tablero electrónico, capacidad para cerca de 500 espectadores y alfombra anti incendios, son sólo algunos de los “detalles” del nuevo edificio construido en tiempos en que la austeridad es discurso. Se destinaron cerca de 30 millones de pesos a la adquisición de mobiliario, una parte del cual debió reponerse debido a que se dañó por filtraciones de humedad derivadas de grietas en el techo del estacionamiento subterráneo. El diputado David Alejandro Landeros, representante de Morena en la Legislatura, anunció este día que insistirá en la práctica de una auditoría integral a toda la obra, propuesta que presentó hace unos meses “y no ha salido, está en la congeladora, pero voy a insistir”. Informó que a la fecha no ha recibido todavía el informe de la Contraloría del Congreso sobre la entrega del edificio. “Vamos a pedir cuentas claras porque es lo que están pidiendo los guanajuatenses, es muy importante que sepan… ya va en los 840 millones, 860 y lo siguen detallando, todavía no lo terminan. Tanto que hablan los panistas de la transparencia, que lo demuestren”, dijo, en alusión a la mayoría de Acción Nacional que además ostenta la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política. Sobre el tema, el coordinador blanquiazul Éctor Jaime Ramírez Barba evadió ahondar en la protesta de Morena y los señalamientos del diputado de este partido. “Estamos muy contentos de este edificio; lamentamos mucho la muerte de don Teodoro (González de León); ahora con su muerte el edificio queda mucho más distinguidísimo… tú has visto todas las reseñas que se han hecho, es un poder sobrio que le van a permitir a la gente tener mucho más contacto”. El coordinador panista dijo que la información sobre la obra es transparente porque se quiere ofrecer “un Congreso abierto”. Presumió Ramírez Barba: “Estamos muy orgullosos del Congreso, es una obra magna, una obra imponente, una obra moderna en un Guanajuato colonial, seguramente hoy es el mejor congreso del país”.

Comentarios