En año de elecciones y sismo, Edomex recibió casi 11% más en recursos, según Cuenta Pública 2017

viernes, 27 de abril de 2018
TOLUCA, Edomex. (apro).- Durante 2017, los ingresos del gobierno mexiquense fueron superiores en 27 mil 918 millones 400 mil pesos (10.8% más a los aprobados por el Congreso local como parte del paquete fiscal), conforme a la Cuenta Pública de ese año. El documento --remitido esta tarde por el contador general gubernamental a la Legislatura local-- refiere que los ingresos públicos estatales ascendieron a 286 mil 997 millones 100 mil pesos durante el ejercicio fiscal de 2017, mientras los aprobados fueron del orden de los 260 mil 318 millones 993 mil 616 pesos. En contraste, los egresos implicaron 284 mil 755 millones 800 mil pesos. El Poder Ejecutivo ejerció 98.3%, y el Legislativo y Judicial el resto, a razón de mil 676 millones el primero, y 3 mil 231 millones el segundo. Pese a que los recursos fueron superiores a los programados, después del sismo del 19 de septiembre la autoridad estatal solicitó autorización para endeudarse por 2 mil 800 millones de pesos extras con el propósito de atender la reconstrucción. Las primeras tres cuartas partes del año la administración estatal fue conducida por el priista Eruviel Ávila Villegas; la última, por el actual mandatario, Alfredo del Mazo, también del PRI. En 2017 también se realizaron elecciones: se eligió al nuevo gobernador de la entidad. La tarjeta informativa del gobierno mexiquense girada con el propósito de informar sobre las condiciones generales del documento, asegura que 70.2% de los ingresos derivaron de las participaciones, aportaciones y apoyos federales, y 29.8% fueron ingresos estatales. La deuda pública estatal cerró en 38 mil 277 millones 100 mil pesos, cifra que representa 19.8% de los ingresos recibidos por concepto de participaciones federales, ingresos propios y del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF). Este porcentaje, afirma el gobierno, “se ubica dentro del límite establecido por el propio Estado de México de 60% de estos conceptos de egresos y por la Ley de Disciplina Financiera” (sic). Del total del gasto del Ejecutivo (279 mil 848.8 millones de pesos), los servicios personales o pago de nómina representaron 107 mil 177 millones de pesos (38.3% del total), 66.9% se destinó al sector educativo, 17.8% al sector salud, 9.7% a seguridad pública y procuración de justicia, y 5.6% al resto de los sectores de la administración pública estatal. A inversión pública se encaminó 14.4% de los recursos. La inversión pública en obras y acciones ascendió a 40 mil 277 millones de pesos: 34 mil 668 millones corresponden al Programa de Acciones para el Desarrollo (PAD), 4 mil 274 millones a las inversiones financieras y mil 335 millones de pesos a la adquisición de bienes muebles e inmuebles. Las participaciones, aportaciones y apoyos a municipios implicaron 13.8% de los recursos, el gasto operativo se tradujo en 14.7% y el costo financiero de la deuda representó 1.4%. La administración estatal afirma que, 93.4% del gasto total programable, fue asignado al rubro social con un impacto directo en el combate a la pobreza, y que el gasto se ejerció “con estricto apego al Decreto de Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2017”. El documento será analizado por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM), que alrededor de septiembre lo regresará a manera de informe a los diputados, ya no para su calificación –esa atribución quedó derogada hace varios años--, sino para su conocimiento y visto bueno.

Comentarios