Los LeBarón se enfrentan con policías municipales; un agente resulta herido

sábado, 15 de agosto de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– Integrantes de la comunidad LeBarón se enfrentaron ayer con policías municipales de Galeana, porque hace unos días detuvieron a jóvenes de la comunidad mormona por realizar actos de vandalismo en el poblado de Lagunitas. Uno de los policías municipales resultó con fractura de costillas. De acuerdo con la versión de pobladores de Lagunillas, el fin de semana pasado un grupo de comunidad mormona LeBarón grafiteó el tinaco de agua potable del pueblo y otros lugares. Escribieron sus nombres en inglés. Anteriormente, los mismos LeBarón derribaron la estatua de Abdenago G. García, ícono del pueblo. [caption id="attachment_643580" align="aligncenter" width="300"]Jóvenes de la comunidad LeBarón fueron detenidos por pintar grafitis y obligados a despintarlos. Foto: Especial Jóvenes de la comunidad LeBarón fueron detenidos por pintar grafitis y obligados a despintarlos. Foto: Especial[/caption] El jueves pasado, Julián LeBarón convocó, a través de sus redes sociales, a los habitantes del pueblo de Galeana a manifestarse en la cabecera municipal para exigir la destitución de todos los agentes municipales. Escribió en su muro un texto que atribuye a los ciudadanos de Galeana: "Bajo protesta de decir verdad, manifestamos que los antecedentes, hechos y actos de abuso de autoridad, maltrato físico excesivo y extorsión que atribuimos a los servidores públicos contra los que se formula la presente". Asegura que los agentes detienen, extorsionan, golpean y torturan a personas fuera y dentro de los separos de la comandancia. [caption id="attachment_643581" align="aligncenter" width="300"]Jóvenes de la comunidad LeBarón fueron detenidos por pintar grafitis y obligados a despintarlos. Foto: Especial Jóvenes de la comunidad LeBarón fueron detenidos por pintar grafitis y obligados a despintarlos. Foto: Especial[/caption] Julián LeBarón asegura que también los jornaleros, que acuden al municipio desde otras comunidades, han sido víctimas de abusos de los policías municipales. Ayer, el activista hizo un llamado también por la estación de radio BM 99.5 a todo el pueblo de Galeana, para desconocer a la Policía Municipal y cerrar las comandancias.

Critican protección de los LeBarón

Por su parte, habitantes de Lagunillas exigieron que se revisen las medidas de protección de Julián LeBarón, quien tiene escoltas de la policía federal, y aseguran que los ha utilizado para realizar despojos. Argumentan que, el fin de semana, los agentes detuvieron a un grupo de los LeBarón que había regresado de Estados Unidos, por cometer desmanes en Lagunillas. Los detenidos fueron remitidos a la comandancia y se les exigió que despintaran los grafitis y que colocaran de nuevo la estatua derribada, explica la gente de Lagunilla. Según habitantes de Lagunillas, a la manifestación acudieron unos 150 mormones de la colonia LeBarón y sus trabajadores, para cerrar la comandancia en Galeana. En videos proporcionado por testigos de la manifestación, se observa que Julián LeBarón discute con agentes municipales, quienes le piden pruebas de las acusaciones. Luego, él da la indicación para que coloquen cadenas en el lugar. Después propusieron sacar a golpes a los agentes, uno de ellos sufrió fractura de costillas.

Acusan a Julián LeBarón de despojo

Armando Villa, uno de los pobladores de Lagunillas, ayer se enfrentó con Julián LeBarón. Él asegura que hace un año y 8 meses fue despojado de 5 hectáreas de nogales por el mismo activista, quien con violencia y apoyado por su escolta, lo sacó de sus cultivos. Villa demandó Julián LeBarón ante tribunales agrarios, que obligaron a Julián LeBarón a regresarle su rancho, La Victoria. Andrés Villa aseguró que, en venganza, Julián LeBarón ordenó derribar 600 nogales de la huerta, por lo que interpuso otra denuncia que sigue su curso, por daños que ascienden a más de 4 millones se pesos. Aseveran que varios campesinos de Galeana han ido con Andrés Villa para que les ayude a organizarse para impedir que sigan ocurriendo esos abusos,  ya que son familias sin muchos recursos económicos.

Comentarios