Congreso de Edomex aprueba reducción de síndicos y regidores

martes, 29 de septiembre de 2020
TOLUCA, Edomex. (apro).- Con apoyo de sus aliados y de los priistas, el grupo parlamentario de Morena en la Legislatura local aprobó la iniciativa del senador Higinio Martínez para reducir el número de síndicos y regidores en los 125 ayuntamientos mexiquenses. En contra se pronunciaron 23 de 75 diputados, entre ellos de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Verde Ecologista (PVEM), así como los morenistas Elba Aldana, Beatriz García, Alicia Mercado y Gabriel Gutiérrez.
Nota relacionada:
Morena y sus aliados pierden la mayoría calificada en el Congreso de Edomex Las modificaciones a la Ley Orgánica Municipal y al Código Electoral, conforme a la exposición de motivos del promovente, tiene por objetivo mejorar la capacidad y eficiencia de los cabildos, erradicar prácticas inadecuadas y abusivas, disminuir el gasto en salarios de los ediles y lograr ahorros por más de mil 500 millones de pesos al año, pues hasta 80% del presupuesto se destina a gasto corriente, incluido el pago de nómina. Con la reforma, los ayuntamientos que tengan hasta 150 mil habitantes (como Teotihuacán, Tianguistenco, Ocoyoacac y Atlacomulco) se integrarán por un presidente municipal, un síndico y cuatro regidores electos por planilla según el principio de mayoría relativa, y tres regidores designados por el principio de representación proporcional, para totalizar nueve ediles. En municipios con 150 mil a 500 mil habitantes (como Texcoco, La Paz y Chicoloapan), los ayuntamientos se integrarán por un presidente municipal, un síndico y cinco regidores electos por planilla según el principio de mayoría relativa, y cuatro regidores designados por el principio de representación proporcional, para llegar a 11 miembros del cabildo. En las localidades con población superior a 500 mil habitantes (Naucalpan, Nezahualcóyotl, Toluca y Ecatepec) se establece que los ayuntamientos contarán con un presidente, un síndico y siete regidores electos por planilla según el principio de mayoría relativa, así como por un síndico y cinco regidores designados bajo el principio de representación proporcional, para completar 15 miembros del ayuntamiento. [caption id="attachment_650795" align="aligncenter" width="660"]Protestas en el Congreso de Edomex tras la reducción del número de síndicos y regidores en los 125 ayuntamientos mexiquenses. Foto: Especial Protestas en el Congreso de Edomex tras la reducción del número de síndicos y regidores en los 125 ayuntamientos mexiquenses. Foto: Especial[/caption] La propuesta original contemplaba que en los municipios de hasta 150 mil habitantes se recortaran de 12 a siete integrantes del cuerpo edilicio; en los de más de 150 mil pobladores y menos de 500 mil, se pasara de 15 a nueve ediles, y en los de más de 500 mil se redujera de 23 a 12 miembros del cabildo. La correlación numérica fue modificada en dos ocasiones, la primera en comisiones y la última en el pleno, después de que la oposición advirtió que impugnaría la reforma y recordó que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que la integración del cabildo no debe alejarse de 60% de funcionarios electos por mayoría relativa y 40% de representación proporcional. La modificación también elimina comisiones permanentes y dispone que las listas para asignación de espacios edilicios comiencen por el candidato a alcalde; es decir, que éste sea el primero de la lista y se le asigne el primer espacio de representación proporcional, siga el síndico y así sucesivamente. Entre los argumentos en contra, el panista José Antonio García acusó que la iniciativa, disfrazada de ciudadana, tiene objetivos proselitistas con miras a 2023 (al proponente se le menciona como candidato natural de Morena a la gubernatura). Esta modificación “PRIMor”, indicó, “pretende aplastar y acabar con la representación proporcional plena en los municipios”. El perredista Omar Ortega sostuvo que es una estrategia electoral: “la 4T quiere acallar las minorías, pretende un bipartidismo donde solo dos decidan el bienestar del país”. El pevemista Alberto Couttolenc llamó al gobernador Alfredo del Mazo a vetar la modificación y pidió que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Codhem) se pronuncie con una recomendación a la Legislatura. La oposición señaló, además, que la reforma es un retroceso que trastoca el régimen y democracia representativa, así como la proporcionalidad de las minorías en los cabildos, y lamentó que la propuesta no fue acompañada por los estudios técnicos que respalden los ahorros, ni especifica a qué áreas deben destinarse; que el texto aprobado fue diferente al presentado, y que el tiempo de estudio fue insuficiente. Entre los argumentos a favor, el morenista Max Correa aclaró que los cambios no desaparecen la representación proporcional, y su correligionaria Azucena Cisneros dijo que se trata de acabar con la burocracia dorada, pues los cargos edilicios se han convertido en negocios de familia heredados a esposas, hermanos, choferes, hijos, primos y sobrinos.

Comentarios