Desaparecidos

Colectivos buscarán desaparecidos en La Bartolina, campo de exterminio en Matamoros

Las cifras oficiales señalan que en la última década en la entidad hay 11 mil desaparecidos pero, en sus números, las organizaciones civiles estiman que desde el 2000, hasta ahora, en dos décadas, el número es de 30 mil.
martes, 10 de agosto de 2021

MATAMOROS, Tam. (apro).- Luego de solicitar una tregua a los criminales de Tamaulipas, buscadores de víctimas en la entidad, esperan ingresar, junto a la autoridad, al predio conocido como La Bartolina, donde se supone que fueron calcinadas decenas de personas.

Aunque se prevé que mujeres de la Unión de Colectivos de Madres Buscadoras de Tamaulipas, encabezadas por Delia Quiroa, acudan escoltadas por la Guardia Nacional, Rosa, quien integra otro grupo, pide que no acudan al predio, porque van a contaminar la escena.

En entrevista con Elefante Blanco, la activista de Madres Unidas por Nuestros Hijos, alertó que su ingreso al clandestino sitio de inhumaciones, entorpecerá la acción de las autoridades.

“Que entienda que no se puede hacer búsqueda. Es un lugar ya con hallazgo, y se está procesando con una carpeta en la Fiscalía federal. Si se meten y escarban afectarán los procesos de exhumación que ya se tienen, y podría afectar la identificación de los restos que ya se recolectaron”, dijo al medio.

La señora Rosa pidió a los familiares de víctimas que, en lugar de ir al polígono de exterminio en Matamoros, busquen a agentes del Ministerio Público, para que coadyuven con información, y colaboren con la diligencia que efectuará la Fiscalía General de la República en el sitio.

Se espera que este jueves ingresen al terreno, ubicado a 12 kilómetros del Golfo de México, representantes de la FGR; de la Subsecretaría de Derechos Humanos, de la secretaría de Gobernación, encabezada por Alejandro Encinas; y de la Comisión Nacional de Búsquedas (CNB), que conduce Karla Quintanilla.

También se alistan a entrar al crematorio descubierto en el 2017, integrantes de la Unión de Colectivos de Madres Buscadoras de Tamaulipas, integrada por unas 200 familias, que el lunes se reunieron en Reynosa para organizarse en la caravana hacia Matamoros, municipio ubicado a 90 kilómetros de distancia, al oriente, bordeando el río Bravo.

No se sabe aún si la CNB permitirá el ingreso de la Unión, agrupación que coordina Quiroa, quien busca a su hermano Roberto, secuestrado en territorio reynosense en el 2014.

Quiroa Flores, quien también coordina el colectivo 10 de Marzo, fue quien activó todo este operativo, hace días, luego de la tregua que supuestamente pactaron grupos al interior del Cártel del Golfo, para evitar confrontaciones que afecten a la ciudadanía.

La activista entonces publicó una carta en la que le pedía al grupo de Los Ciclones, de Matamoros, que les permitiera a los familiares ingresar al crematorio, sin la preocupación de ser agredidos, pues únicamente esperaban encontrar a sus seres queridos, para terminar con la agonía que les provoca el desconocimiento de su suerte.

En respuesta a la petición de paz al Cártel, el 6 de agosto pasado la CNB en su cuenta de twitter @Busqueda_MX publicó fotos en los que se veía a Alejandro Encinas, con otras personas, en un recorrido de reconocimiento efectuado por La Bartolina, antes del próximo ingreso programado para esta semana. Fueron al campo de cremaciones sin avisar a los buscadores.

Ese mismo día Quiroa publicó una respuesta de inconformidad: “Gracias por invitarnos @Busqueda_MX. Los familiares de desaparecidos tenemos derecho a saber qué pasa en La Bartolina”.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ya anunció públicamente que les dará asesoría y acompañamiento en las jornadas de búsqueda programadas.

En entrevista, Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CDHNL) se mostró solidario con las víctimas y pidió no reprochar a Quiroa, por pedir ayuda al grupo criminal, pues evidentemente el llamado fue motivado por la desesperación, a falta de respaldo de la autoridad.

“Apoyamos moralmente a las familias de los colectivos que buscan a personas desaparecidas. En el caso de La Bartolina haría un llamado al Gobierno Federal para que acompañen y protejan a las personas que van. No se puede silenciar esa parte de la historia negra de Tamaulipas. Y no debemos criminalizar a las familias que hicieron un llamado público a un grupo delincuencial, pidiendo una tregua, pues es evidente que ahí hay desesperación”, afirmó

Dijo que las cifras oficiales señalan que en la última década en la entidad hay 11 mil desaparecidos pero, en sus números, las organizaciones civiles estiman que desde el 2000, hasta ahora, en dos décadas, el número es de 30 mil.

Comentarios