Omisión e indiferencia

viernes, 19 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (Proceso).- El pasado martes 9 el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) presentó Omisión e indiferencia: Derechos reproductivos en México, un informe y análisis detallado de la situación relativa a seis temas: Aborto legal y seguro, anticoncepción, mortalidad materna, violencia obstétrica, vida laboral y reproductiva y reproducción asistida. Con información que cubre el periodo de abril de 2007 a enero de 2013 el informe presenta tanto avances como retrocesos y analiza el marco normativo de derechos reproductivos vigente en México a niveles federal y local. En especial revisa la implementación de la ley e identifica los obstáculos a los que se enfrentan las mujeres en el ejercicio de sus derechos reproductivos. El informe es impresionante, tanto por la información que trae como por la manera eficaz en que la muestra, con un diseño editorial muy atractivo que hace legibles datos muy densos. La presentación, que se llevó a cabo en el Museo Memoria y Tolerancia, tuvo un ágil formato. Se transmitieron tres infografías (unos videos donde se grafica la información de manera animada), cada una de ellas con los datos más relevantes de dos temas, y con comentarios al final de cada proyección por parte de cuatro personalidades: La senadora Diva Gastélum (PRI), la periodista Karla Iberia Sánchez, el ómbudsman del DF, Luis González Placencia y la politóloga Denise Dresser. Omisión e indiferencia muestra las enormes barreras que tienen las mujeres para acceder a atención materna de calidad, principalmente en comunidades indígenas, por lo que es muy importante que se tomen las medidas preventivas y remediales para proteger a las mujeres de la violencia obstétrica. El informe también expresa la necesidad de contar con leyes y ordenamientos jurídicos que garanticen el cumplimiento de los derechos reproductivos, como en el caso de la reproducción asistida, materia aún pendiente de legislación en nuestro país y que actualmente se discute en el Congreso de la Unión, así como que se emita una normatividad igual en todas las entidades federativas. Este documentadísimo trabajo está construido a partir de 600 solicitudes de información (se dan los nombres de las dependencias que dieron información, las que la negaron y las que dijeron no tenerla), de datos estadísticos oficiales y de los casos de mujeres que GIRE ha defendido legalmente o casos que ha documentado, en especial por situaciones de aborto por violación y criminalización por abortos inducidos y espontáneos, incluso por amenaza de aborto. En la mayoría de estos casos las mujeres se han enfrentado a la burla y maltrato de las autoridades. Como dijo Regina Tamés, directora de GIRE, “aunque como organización es nuestra responsabilidad hablar en cifras comprobables y términos legales, en GIRE no perdemos de vista que este informe no es una lista de estadísticas y datos sin cara. Cada número, cada estadística y cada resultado representa una mujer que no quiso quedarse callada ante los abusos y que acudió a GIRE porque no se respetaron sus derechos”. También se pudieron ver los testimonios de muchas mujeres en el cortometraje (20 minutos) donde las víctimas del maltrato y violación a sus derechos hablan a cámara. Me sumo a la admiración que provoca su valor. Hay que agradecerles su colaboración en el video de Flavio Florencio, el director, pues dicho documental transmite de forma directa y conmovedora la gravedad de lo que les está pasando a muchas más mujeres en todo el país. Ojalá el corto sirva no sólo para divulgar lo que está ocurriendo sino para instar al Estado mexicano a que cumpla con su obligación en materia de protección y defensa de los derechos reproductivos. Con la finalidad de brindar respuestas o soluciones para que el Estado mexicano dé cumplimiento a sus obligaciones en materia de derechos reproductivos, Omisión e indiferencia incluye, además, recomendaciones y propuestas que cobran especial relevancia a partir de la reforma constitucional en materia de derechos humanos de junio de 2011. Este informe es un ejemplo del trabajo riguroso que hacen algunas asociaciones civiles y es un insumo importantísimo para las políticas públicas. Además es un material de divulgación porque –como dijo la directora de GIRE– la injusticia, el atropello y la violencia son semillas que germinan siempre enterradas en el silencio, la ignorancia y el anonimato. Por ello es esencial la labor de los medios de comunicación, que con su trabajo pueden lograr que la voz de las mujeres violentadas y maltratadas sea escuchada. Coincido con Regina Tamés en que este informe “constituye un esfuerzo sin precedentes para mostrar una radiografía puntual y precisa del estado que guardan los derechos reproductivos en nuestro país”. Si bien la radiografía es preocupante, no hay que olvidar que el periodo estudiado es el del sexenio calderonista. Hay que apostar a que la doctora Mercedes Juan, actual secretaria de Salud, tome nota y dé un giro a la conservadora e ineficiente política panista en materia de reproducción humana. Análisis publicado en la edición 1902 de la revista Proceso, actualmente en circulación

Comentarios