El Chapo, primer capo relevante detenido y extraditado a EU en gobierno de Peña

jueves, 19 de enero de 2017 · 22:42
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Joaquín El Chapo Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa, resultó el primer capo mexicano de gran relevancia que fue detenido –dos veces– y extraditado durante la administración de Enrique Peña Nieto. Los demás líderes destacados de grupos del narcotráfico fueron detenidos durante el gobierno de su antecesor Felipe Calderón. Tal fue el caso de Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, líder de una fracción del Cártel del Golfo, tras la muerte de Antonio Ezequiel Cárdenas Guillen en 2010, quien fue detenido en un operativo de la Secretaría de Marina (Semar) en Tampico, Tamaulipas, el 12 de septiembre de 2012, junto con cinco cómplices. El gobierno mexicano lo extraditó a Estados Unidos el 30 de septiembre de 2015, junto con otros 12 narcotraficantes, entre ellos Édgar Valdez Villareal La Barbie y otros 11 narcotraficantes del penal del Altiplano. [caption id="attachment_416887" align="aligncenter" width="640"]Edgar Valdez Villarreal, "La Barbie", y Jorge Eduardo Costi|lla Sánchez, "El Coss". Fotos: PGR Edgar Valdez Villarreal, "La Barbie", y Jorge Eduardo Costi|lla Sánchez, "El Coss". Fotos: PGR[/caption] Al momento de su detención en la Ciudad de México, el 30 de agosto de 2010, Valdez operaba para el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, y lo reclamaba la Corte de Distrito Norte en Atlanta, Georgia, por narcotráfico y lavado de dinero. En Estados Unidos –su país de nacimiento–, el capo estaría dispuesto a colaborar con la justicia. En enero de 2016 se declaró culpable de asociación ilícita para importar y distribuir cocaína, así como de asociación ilícita para lavar dinero. Alfredo Beltrán Leyva El Mochomo, uno de los líderes del Cártel de los Beltrán Leyva, fue detenido en enero de 2008, durante la administración de Felipe Calderón. Pero fue hasta el 15 de noviembre de 2014, durante el gobierno de Peña Nieto, cuando se le extraditó a Estados Unidos. Su captura provocó la fractura del Cártel de Sinaloa y el surgimiento del grupo de los Beltrán Leyva. [caption id="attachment_429909" align="aligncenter" width="702"]Alfredo Beltrán Leyva "El Mochomo". Foto: AP Alfredo Beltrán Leyva "El Mochomo". Foto: AP[/caption] Su juicio por tráfico de cocaína y metanfetaminas en la Corte de Distrito estadunidense de Colombia arrancó en febrero pasado. El pasado 10 de diciembre, Alfredo Beltrán Guzmán El Mochomito, hijo de Beltrán Leyva y sobrino de Guzmán Loera, fue detenido en Zapopan, Jalisco. Eduardo Ramón Arellano Félix El Doctor fue el último de los hermanos Arellano Félix en recibir sentencia en Estados Unidos, a donde fue extraditado el 31 de agosto de 2012, cuatro años después de su detención en Tijuana y tras dos décadas de investigaciones de la Administración Federal Antidrogas estadunidense (DEA, por sus siglas en inglés), sobre el Cártel de Tijuana. El 19 de agosto de 2013, la Corte Federal de San Diego lo condenó a 15 años de prisión. La Reina del Pacífico, El Vicentillo, El Rey Zambada… Sandra Ávila Beltrán o La Reina del Pacífico –según la bautizó el gobierno de Felipe Calderón– fue detenida en septiembre de 2007 y extraditada en agosto de 2012 para enfrentar cargos en una corte federal del Distrito Sur de Florida. Ahí, se declaró culpable de un delito menor –asesorar a su esposo– y fue liberada siete meses después. De regreso a México, las autoridades la detuvieron de nuevo, pero en febrero de 2015 fue absuelta por el Segundo Tribunal Unitario con sede en Jalisco. [caption id="attachment_348631" align="aligncenter" width="702"]Sandra Ávila Beltrán, "La Reina del Pacífico". Foto: Octavio Gómez Sandra Ávila Beltrán, "La Reina del Pacífico". Foto: Octavio Gómez[/caption] Sergio Villareal Barragán El Grande era unas de las piezas clave de la organización encabezada por los hermanos Beltrán Leyva y se encuentra en Estados Unidos desde el 23 de mayo de 2012, donde enfrenta cargos por asociación delictuosa, delitos contra la salud y lavado de dinero. Además, colabora con la justicia como testigo protegido llamado Mateo. Jesús Reynaldo El Rey Zambada García, hermano de Ismael El Mayo Zambada, controlaba una ruta de tráfico de drogas desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para el Cártel de Sinaloa. El 4 de abril de 2012 –tres años y medio después de su detención en Matamoros, Tamaulipas, junto con 15 cómplices–, fue extraditado territorio estadunidense, donde enfrenta cargos en cortes de Chicago y Nueva York. El 29 de abril de 2011, en el hangar de la Procuraduría General de la República (PGR) del aeropuerto de Toluca, el gobierno de Felipe Calderón entregó Benjamín Arrellano Félix El Licenciado, a agentes del Servicio de Marshals estadunidense. La Corte Federal del Distrito Sur de California lo requería por los delitos de asociación delictuosa, lavado de dinero y delitos contra la salud. La orden de extradición fue dictada en mayo de 2007, cinco años después de su detención en una casa en Puebla. Durante el juicio, el exlíder del Cartel de Tijuana se volvió testigo protegido de la DEA y aceptó una serie de condiciones, con lo que la justicia le impuso una sentencia de 25 años de cárcel en abril de 2012. En el caso de Jesús Vicente Zambada Niebla, el hijo de Ismael El Mayo Zambada, el proceso de extradición duró menos de un año: fue capturado el 18 de marzo de 2009 en un hotel del Distrito Federal y entregado a Estados Unidos el 18 de febrero siguiente. Su juicio en la Corte Federal de Chicago empezó en octubre de 2012. En febrero de 2014, Proceso informó que El Vicentillo se convirtió en testigo protegido de la DEA a cambio de una sentencia máxima de 15 años de cárcel. Agregó que sus indicaciones permitieron la segunda captura de Guzmán Loera, ocurrida el 22 de febrero de ese año en Mazatlán, Sinaloa. El 23 de abril de 2010, Juan José Quintero Payán, apodado Don Juanjo y tío del narcotraficante Rafael Caro Quintero, fue extraditado a Estados Unidos a los 66 años. Quintero fue considerado como el segundo del Cártel de Juárez después de Amado Carrillo Fuentes. En diciembre de 2011, una corte federal de San Antonio, Texas, le impuso una sentencia de 18 años de encarcelamiento. [caption id="attachment_448390" align="aligncenter" width="702"]Rafael Caro Quintero. Foto: Miguel Dimayuga Rafael Caro Quintero. Foto: Miguel Dimayuga[/caption] Caro, El Güero, Osiel, los Arellano Félix… En diciembre de 2001, el gobierno mexicano capturó a Miguel Ángel Caro Quintero –hermano de Rafael– en Los Mochis, Sinaloa. La administración de Calderón entregó a Caro Quintero, uno de los líderes del Cartel de Guadalajara, a su contraparte estadunidense en febrero de 2009, siete años después de que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) aceptó la extradición. La justicia de Estados Unidos lo buscaba por introducir marihuana y cocaína al país mediante vuelos clandestinos y transportes terrestres. En 2010, lo sentenció con 17 años de cárcel. Jesús Héctor Palma Salazar, El Güero Palma, quien lideró el Cartel de Sinaloa junto con Guzmán Loera después de la detención de Amado Carrillo Fuentes, fue otro de los capos extraditados a Estados Unidos. En 1995, la Casa Blanca lo designó como narcotraficante de alto rango, y en junio de ese año fue detenido en Nayarit, después de que el avión en el que viajaba se estrelló. El gobierno estadunidense solicitó su extradición en 2002, pero no fue sino hasta el 20 de enero de 2007, mes y medio después que Felipe Calderón asumiera la Presidencia de México, que fue trasladado a Estados Unidos, junto con otros 10 capos. Lo reclamaban una corte de Texas y la Corte de Distrito Sur de California. Fue otro de los testigos protegidos de la DEA. El Güero Palma fue liberado el pasado 11 de junio, a los 53 años de edad, y entregado cuatro días después a las autoridades mexicanas en Matamoros, Tamaulipas. Una semana más tarde, un juez de Nayarit le dictó auto de formal prisión por el presunto asesinato de policías en 1995. El exlíder del Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, quien dio origen a Los Zetas, fue extraditado a Estados Unidos el 19 de enero de 2007. Elementos de la PGR y del Ejército lo capturaron en marzo de 2003 –entonces era uno de los hombres más buscados del país– y dos años más tarde el gobierno mexicano aceptó su extradición. La justicia estadunidense lo condenó a 25 años de cárcel en 2010. Francisco Rafael Arellano Félix, otro integrante del cártel de Tijuana, fue entregado a la justicia estadunidense el 16 de septiembre de 2006, dos años y medio después que el gobierno de Estados Unidos solicitó a México su extradición y trece años después de su detención en Tijuana. En octubre de 2007, el hombre fue sentenciado a seis años de cárcel por contrabando de cocaína. El hermano mayor de los Arellano Félix fue liberado en marzo de 2008 y cinco años más tarde fue asesinado durante una fiesta familiar en Los Cabos, Baja California Sur, por un sicario disfrazado de payaso. Para agosto de 2006, apenas un mes antes de la extradición del mayor, agentes de guardacostas estadunidenses capturaron a Francisco Javier Arrellano Félix El Trigrillo en aguas internacionales. En noviembre de 2007, lo sentenciaron con cadena perpetua, pero en junio de 2015 esta condena fue reducida a 23 años y medio de cárcel.