Revista Proceso

"Otra vez lucho contra el dedazo": Muñoz Ledo

El diputado Porfirio Muñoz Ledo habla de los movimientos en Morena rumbo a las próximas elecciones. En especial de la existencia de un tapado presidencial, “que lleva la ropa muy ligera”, y sobre el grupo político que encabeza el canciller Marcelo Ebrard hacia 2024.
domingo, 15 de noviembre de 2020

El diputado federal Porfirio Muñoz Ledo revela a Proceso que teme por su seguridad y la de su familia en el contexto de la pugna que sostuvo por la dirigencia nacional de Morena. En entrevista, también reflexiona sobre el “menguado” papel del INE y los movimientos en su partido rumbo a las próximas elecciones. En especial, habla de la existencia de un tapado presidencial, “que lleva la ropa muy ligera”, y sobre el grupo político que encabeza el canciller Marcelo Ebrard hacia 2024. “No digo que la línea venga del presidente López Obrador, pero nadie está más enterado que el presidente”, dice.  

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– En una oficina del número 103 de Palmas, en Lomas de Chapultepec, se repartía el dinero que presuntamente habría sido desviado de la Cámara de Diputados y de aduanas para la candidatura de Mario Delgado a la dirigencia nacional de Morena, denuncia Porfirio Muñoz Ledo, quien hace 20 días perdió la contienda interna para encabezar el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde entonces, acusó fraude, creó una corriente política, llamada “Movimiento Democrático de Morena (Modem)” y emprendió una batalla para impugnar el resultado ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que ya desechó su recurso y dejó firme el resultado.

Sin embargo, Muñoz Ledo va más allá. En entrevista, asegura que hay un bloque de poder que busca adueñarse del partido con miras a las próximas elecciones, que se usaron recursos públicos para hacerse de la dirigencia y teme por su seguridad y la de su familia.

“Es un bloque de poder. Había una oficina, el número 103 de Palmas, de donde se supo por documentos que ahí se daba el dinero. Los hechos son, según las denuncias de los diputados, que se gastaron 453 millones de pesos que tomaron de la Cámara de Diputados.

“Tronaron con presiones a la Contraloría, que no tiene mucha autoridad y se pasmó; nunca dio resultados al punto que la vamos a tener que quitar. Queda un recurso pendiente, el de la Auditoria Superior de la Federación (ASF)”.

–¿Quiénes son ese grupo de poder?

–En este momento no quiero un pleito contra un individuo que robó en las aduanas de México y que proporcionó más de la mitad del dinero. Entonces, ¿quiénes están metidos?, pues gente facciosa. Además, tengo que pensar en la seguridad de mi familia. 

–¿Se refiere a Ricardo Peralta? –se le pregunta porque en ocasiones anteriores lo señaló de estar detrás del dinero de la campaña de su contrincante–.

–Se rumora que había unas reuniones en Las Lomas a las que Mario iba. Tuve que aumentar la seguridad afuera de mi casa.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2298 de la revista Proceso, ya en circulación.