Entendimiento Bicentenario

El nuevo plan bilateral contra las drogas frena el espionaje de EU en México

La nueva estrategia bilateral contra los cárteles, llamada Entendimiento Bicentenario –que sustituye a la fallida y sangrienta Iniciativa Mérida–, le pone fin a la licencia que tenían las agencias de Estados Unidos para espiar en México.
sábado, 2 de octubre de 2021

Con la nueva estrategia bilateral contra los cárteles, llamada Entendimiento Bicentenario –que sustituye a la fallida y sangrienta Iniciativa Mérida–, México ya no recibirá equipo militar de Estados Unidos y tampoco estará sujeto a la supervisión del Congreso estadunidense. También le pone fin a la licencia que tenían las agencias de Estados Unidos para espiar en nuestro país y, por el contrario, promueve el intercambio de información contra el narco, revelan fuentes de la Cancillería a Proceso. 

WASHINGTON (Proceso).– Entendimiento Bicentenario es el nombre de la nueva herramienta de cooperación bilateral con la cual los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden reemplazan la Iniciativa Mérida, el último vestigio todavía en vigor de la guerra militarizada y fallida contra el narcotráfico que impulsó el entonces presidente Felipe Calderón.

El documento con el cual se crea el Entendimiento Bicentenario está casi concluido y se afinarán sus detalles el jueves 7 y viernes 8 próximos en la Ciudad de México, durante la sesión del Diálogo de Alto Nivel de Seguridad (DANS), según explica a Proceso un alto funcionario mexicano.

“Se revisará este martes para dejarlo terminado en la reunión del DANS con el secretario de Estado, Antony Blinken, y Alejandro Mayorkas, de Seguridad Interior del gobierno del presidente Biden”, indica a este semanario un alto funcionario de la cancillería mexicana.

“A diferencia de la hoy difunta Iniciativa Mérida”, resalta la fuente gubernamental que adelanta los detalles bajo la estricta condición del anonimato, el Entendimiento Bicentenario será un pacto sin condiciones, de interés muto y sin ser sujeto a supervisiones ni castigos por parte del Congreso de Estados Unidos.

“No habrá verificaciones del Capitolio, no recibiremos equipo militar ni apoyo directo del Pentágono, se acaba la licencia de espiar y de actuar con toda libertad dentro de México para las agencias federales estadunidenses y habrá intercambio de información entre los gobiernos para contener al narco y al crimen organizado”, anota la fuente.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) destaca que, con el Entendimiento Bicentenario, el trabajo conjunto se concentra en contener la violencia, tráfico de drogas, de armas, lavado de dinero, consumo y demanda de estupefacientes.

“En el caso de México nuestra propuesta se centró en pasar de un modelo asistencial armamentista a un modelo de acciones a desarrollar en ambos países, con respeto y confianza mutua; detener el tráfico de armas y priorizar la reducción de la violencia”, resalta la fuente.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2344 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Comentarios