Migración

Ahora los centroamericanos migran por hambre: PMA

Según datos del Programa Mundial de Alimentos, en Centroamérica hay casi 8 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria. El hambre que aqueja a la región es un fenómeno que está a punto de convertirse en una crisis humanitaria y que obliga cada vez a más personas a migrar al norte.
jueves, 15 de julio de 2021

Según datos del Programa Mundial de Alimentos, en Centroamérica hay casi 8 millones de personas (tres veces más que hace dos años) en situación de inseguridad alimentaria. En entrevista con Proceso, Luis Fernando Carranza Cifuentes, embajador de Guatemala en Italia y presidente en turno de la Junta Ejecutiva del PMA, desmenuza ésta y otras cifras en torno al hambre acuciante que aqueja a la región, un fenómeno que está a punto de convertirse en una crisis humanitaria y que obliga cada vez a más personas a migrar al norte, cuando antes el motor era la violencia que sufrían.

ROMA (Proceso).- Una hora de conversación con el guatemalteco Luis Fernando Carranza Cifuentes es un baño de realidad salpicado de cifras y estadísticas dramáticas. Embajador de su país en Italia desde 2019, el pasado febrero Carranza Cifuentes fue nombrado presidente en turno de la Junta Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), organismo de la ONU con sede en la capital italiana, que lucha contra el hambre y la desnutrición en el mundo desde un enfoque práctico.

–¿Qué impacto está teniendo la pandemia en la crisis de seguridad alimentaria en México y en Latinoamérica? –comienza la entrevista.

–La pandemia ha causado una crisis alimentaria en toda América Latina, más que en otras regiones del mundo. Las cifras son alarmantes. Los datos que maneja el sistema de Naciones Unidas nos dicen que el número de personas que están actualmente en inseguridad alimentaria en toda la región es de más de 38 millones.

“Este dato va aumentando porque el problema que se ha tenido en América Latina, y México no es la excepción, es el problema del subempleo y del empleo informal. (…) El número de personas afectadas por covid-19 en África es mucho menor que el de México, Brasil, Argentina o Colombia.”

–¿México en concreto debería o no pedir ayuda al PMA?

–Pongámoslo en términos de beisbol, México es como el bateador emergente. Si el Estado no tiene capacidad de respuesta, el PMA puede dar ese apoyo a pedido de las autoridades. No lo puede hacer si el Estado no lo pide.

“El problema número uno en América Latina, y en todo el mundo, es que se quiera dejar sólo en manos del Estado una respuesta a la inseguridad alimentaria.

“El PMA lo que busca es crear una alianza más estrecha con otros actores, como la sociedad civil, el sector privado, las universidades; es decir que todos junten sus esfuerzos para abordar el problema.”

–Se insiste en que la masiva emigración de centroamericanos tiene que ver con la violencia, sobre todo en Honduras. ¿Qué papel tiene el hambre?

–En efecto, la ecuación ha cambiado. Antes se podía pensar que la inseguridad era una de las principales causas de la migración, al menos en el caso de Honduras y El Salvador, pero ha ido cambiando –responde Carranza.

Y agrega: “Hay una reciente encuesta del PMA sobre las intenciones de los centroamericanos de migrar y el problema número uno es la inseguridad alimentaria. Ahora el hambre está cada vez más presente en el momento de tomar la decisión de migrar”.

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2332 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 11 de julio de 2021.

Comentarios