Se desploman acciones de OHL por corrupción en el Viaducto Bicentenario

Juan Miguel Villar Mir. Foto: Youtube.com Juan Miguel Villar Mir. Foto: Youtube.com

MADRID, (proceso.com.mx).- Continúa el cisma para la constructora española OHL: Este jueves cayó 7 por ciento el valor de sus acciones en la Bolsa de Valores de Madrid.

Las acciones se desplomaron después de la difusión de conversaciones entre los directivos de la filial de OHL en México que refieren supuestas prácticas corruptas en la construcción del viaducto Bicentenario –otorgado por Enrique Peña Nieto cuando fue gobernador del Estado de México—.

Este mal resultado en la matriz se suma a la caída de ayer del 14% en el valor de las acciones de su filial mexicana en la Bolsa de Valores de México, que orilló a la autoridad bursátil a suspender temporalmente la cotización de las acciones de OHL México.

En un comunicado enviado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la sede del grupo constructor en España sostiene que las grabaciones de conversaciones fueron “obtenidas ilegalmente”.

Asimismo, en dicho comunicado, la empresa de Juan Miguel Villar Mir sostiene que inició una investigación sobre las supuestas prácticas de corrupción en la construcción del Proyecto Bicentenario. “Con independencia de lo anterior, se ha iniciado la correspondiente investigación interna para esclarecer los hechos y adoptar las medidas que resulten oportunas”, señala.

En las grabaciones de las conversaciones telefónicas se detalla cómo se infló el costo de dicha obra hasta en casi 200 por ciento, cómo se inflaron los flujos vehiculares que utilizarían esa obra vial y se arreglan vacaciones para un alto cargo del gobierno del Estado de México y su familia en Mayakoba, el resort de lujo que OHL tiene en la Riviera Maya.

En estos videos los protagonistas son, en distintas grabaciones, Pablo Wallentin Crawford, representante de OHL México; Jesús Campos López, director técnico de OHL México, José Luis Muñoz, director de Planificación Financiera de OHL México, y José Andrés de Oteyza, presidente del Consejo de Administración de OHL México y el gran operador político de Villar Mir en el país.

Los inversores replicaron las ventas también en la cotización de la Matriz de OHL en el IBEX-35, en una de las peores caídas de la constructora consentida del gobierno de Enrique Peña Nieto. Informes de la prensa económica española advierten que este desplome llega a perder los 19 euros por acción, lo que borra prácticamente todo lo ganado en 2015 en México, señala el diario hispano Expansión.

En las grabaciones, fechadas el 10 de enero de 2015, Pablo Wallentin, el representante de OHL en México, reconoce que la constructora infló las previsiones de tráfico de la autopista “con todas las mañas del mundo”; en tanto su interlocutor, Jesús Campos López, director técnico de la empresa, habla del “desmadre en la construcción” y que la compañía “salió forrada” (de dinero) con la obra, cuyo costo se triplicó (de 4 mil millones de pesos a 12 mil millones de pesos).

En otra de las conversaciones telefónicas, José Andrés de Oteyza le dice a Walletín que cobrar anticipadamente la tercera etapa de la obra que se iniciaría en 2023 representa una actuación fraudulenta. “¡Esto es un fraude de ley!”, le reprocha a Wallentin.

El funcionario al que OHL le financia el viaje de diciembre es el secretario de Comunicaciones del gobierno de Eruviel Ávila, Apolinar Mena, y a su familia.

“Necesito una habitación porque vamos a estar muy apretados ahí”, le dice Mena a Wallentin en uno de los audios. Este le responde al funcionario, “El lunes tú tienes una suite con dos cuartos en donde puedan quedarse cinco personas” y le promete “Yo te lo reservo”.

Una información de Reuters publicada por eldiario.es señala que una fuente de OHL aseguró a la agencia de noticias que las voces se corresponden a los ejecutivos de la compañía implicados, pero supuestamente se trata de material que expone “un montaje electrónico de conversaciones entrecortadas de manera maliciosa y expuesto bajo el anonimato. Es una clara acción que busca desprestigiar a la compañía y a sus directivos y difundir a la opinión pública y a sus inversores”.

En la revisión que el reportero de Apro hizo de los audios no se perciben cortes de audio, por el contrario, son conversaciones fluidas y lógicas.

Comentarios

Load More