Anuncia Morena que pedirá nueva elección en Iztapalapa

MÉXICO, D.F. (apro).- La candidata de Morena a la jefatura delegacional en Iztapalapa, Clara Brugada, anunció hoy que impugnará el resultado de los comicios del pasado domingo, los cuales dan una ventaja de 26 mil votos –5%– a su adversaria del PRD, Dione Anguiano.

El proceso electoral fue, dijo, un “fraude masivo” operado por “el priismo caciquil del PRD”.

Y adelantó que exigirá la renuncia del secretario de Gobierno del GDF, Héctor Serrano Cortés, por encabezar en la Ciudad de México a “una coalición de intereses mafiosos que nada tienen que ver con la izquierda”, a la cual culpó de llevar a cabo “una elección de Estado”.

En conferencia de prensa, aseguró:

“Tenemos pruebas y desde antes del domingo se denunciaron irregularidades ante la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos Electorales (Fepade) y el domingo denunciamos toda la calamidad. Que no se sorprendan”.

La exdelegada en la demarcación más poblada del DF afirmó que acompañará el proceso legal de impugnación ante las autoridades electorales con una “lucha política”. Recordó que ciertas encuestas anteriores a la jornada electoral le daban una ventaja clara sobre su rival.

Según Morena, el PRD rebasó los topes de precampaña y de campaña en Iztapalapa, desvió programas sociales a su beneficio y aplicó esquemas de triangulación de dinero durante el periodo previo a la votación.

Clara Brugada aseveró que el pasado domingo, el PRD retrasó la instalación de casillas –mediante la compra de funcionarios–, realizó un operativo masivo de compra de voto, llevó acarreados hacia las urnas, perpetró “detenciones arbitrarias”, mientras que sus operadores intimidaron a los votantes y extorsionaron a empresarios.

Insistió en que aceptar el resultado de las elecciones “sería defraudar a los votantes”.

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena, Martí Batres Guadarrama, declaró que durante el conteo de los resultados “encontramos errores, sumaron votos en varias casillas a favor del PRD o desecharon votos de Morena con falsos pretextos. El objetivo de los perredistas era Iztapalapa”.

“El PRD cambió su bando, de la izquierda a la derecha, deben reclamar al PRI, al PAN y al PVEM que son sus camaradas, deben reclamar a Enrique Peña Nieto si no les cumplió”, atacó Batres. Y resaltó: “La izquierda no está dividida, está unida en Morena”.

Anguiano, “triunfo contundente”

Por la mañana, Dione Anguiano, la virtual ganadora de las elecciones en Iztapalapa por el PRD, aseguró que el triunfo de ese partido era “contundente”.

La exdiputada local calificó a Morena de “izquierda demagógica, que cuando no le toca su triunfo señala que hubo fraude, y cuando gana dice que hubo democracia”.

Y criticó: “No es posible que sigan manejando un asunto de fraude electoral. Nosotros asumiremos la responsabilidad de este proceso electoral”.

Anguiano también asumió que Morena cometió irregularidades durante el proceso electoral en Iztapalapa. “En algunos casos sí tenemos prueba que hubo rebase de tope de campaña”, subrayó.

La noche del pasado domingo, con apenas 3% de los resultados preliminares difundidos, ambas candidatas, exultantes, se declararon triunfadoras en una delegación clave para ambos partidos, por ser la que concentra la mayor cantidad de habitantes en el DF, con 1.9 millones.

A las 11 de la noche Brugada afirmó que, de acuerdo con las tendencias que observaba Morena, superaría a Anguiano con 6%, cifra que sería “irreversible”, pese al “peor fraude perpetrado en esta ciudad en los últimos 20 años”.

Hoy justificó: “Eran las cifras que tenía en este momento”.

Hora y media después, Anguiano apareció en el templete instalado en la explanada delegacional y gritó: “Tiene que quedar claro que ganamos Iztapalapa”, mientras el presidente del PRD-DF, Raúl Flores, aseveró que “la jornada electoral fue ejemplar”.

Apro recorrió la delegación durante el día y documentó la presencia de una extraña fila de microbuses sin placas parados frente a la central de abasto La Nueva Viga a temprana hora. Asimismo, estuvo en varias viviendas, cuyas fachadas estaban pintadas de amarillo y tenían colgadas lonas del PRD, para comprobar la supuesta compra de votos adentro. La reacción de sus ocupantes resultó violenta.

Comentarios

Load More