La reforma educativa se queda a un voto de ser aprobada; senadores la regresan a San Lázaro

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a que se había aprobado en lo general, el Senado rechazó en lo particular el dictamen con proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución en materia educativa.

Con 81 votos a favor, 39 en contra y dos abstenciones, de un total de 122 senadores presentes, la reforma educativa no logró mayoría calificada, pues requería de 82 votos.

Luego de no lograr dos terceras partes en la votación en lo particular la reforma educativa fue devuelta a San Lázaro en el último día del periodo ordinario de sesiones.

La discusión de la Reforma Educativa duró más de siete horas. Después de aprobarla en lo general con 95 votos a favor, 25 en contra y 2 abstenciones, los senadores de todas las bancadas, incluyendo Morena, presentaron 60 reservas, que fueron rechazadas.

Los senadores de PAN volvieron a votar en contra y parte de los senadores del PRI y PRD cambiaron el sentido de su voto.


El senador de Morena, Salomón Jara, votó a favor en lo general pero se ausentó en la votación en lo particular, lo que impactó en el resultado, pues Morena y sus aliados se quedaron a un voto.

Los temas que atoraron el debate y su posterior aprobación fueron el artículo 16 transitorio que ha causado polémica bajo el argumento de que abre la puerta a la venta de plazas, la falta de mecanismos de evaluación y la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

La Cámara de Senadores regresó a los diputados el dictamen de la reforma educativa, quienes tendrán que convocar a un periodo extraordinario de sesiones para modificar el dictamen y enviarlo nuevamente al Senado.

Si el Senado lo rechaza por segunda ocasión la reforma se desecha

 

 

Comentarios