"Trans", pieza del colectivo TransLímite

lunes, 5 de octubre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La compañía de teatro TransLímite decide tomar el caso de una persona transexual, que fue asesinada en junio de este año en Granjas del Valle, al norte de la ciudad de Chihuahua, durante la polémica legislativa que aprobó la unión civil de personas igualitarias en esa entidad, para incluirlo como un precedente real y reciente en México dentro de su pieza escénica documental sobre la identidad de género. En el contexto de aquella polémica, los grupos católicos polarizados estuvieron manifestándose en contra del cambio a la ley de lo conyugal. Y aunado a eso, el cuerpo fue hallado con todo un montaje que lanzaba una sentencia de rechazo canónico a las personas transgénero, en el cual se utilizaron símbolos como colocarle al cuerpo zapatos masculinos, atarle las manos encima del pecho para sostener un palo entre ellas y envolverlo con la bandera de México. El caso fue inscrito como un “crimen de odio”, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (http://www.proceso.com.mx/?p=408629). Pero aun no ha sido resuelto con justicia. Los culpables no se han procesado ni él o ella ha sido bien identificado. TransLímite retoma el caso y lo traduce a la escena de una manera lúdica que logra sensibilizar al público en torno al gran reto humanitario de hoy día, que es respetar la vida en sus múltiples y diversas expresiones. La compañía teatral, a cargo de Luis Rodríguez en la dirección, realiza un acto escénico de ofrenda a la víctima al imprimir en el cuerpo representado de ésta el nombre propio de cada espectador. Es una manera de darle nombre, tiempo y lugar para que el hecho en conjunto no pase inadvertido. En paralelo a este caso en México, TransLímite expone el de Bruce Jenner en Estados Unidos, quien recibe toda una cobertura mediática al realizar su pronunciamiento público como mujer transgénero. Jenner, quien tiene una popular trayectoria que se definió desde que él obtuvo la medalla de oro en la especialidad masculina de decatlón (Juegos Olímpicos de Montreal en 1976), solicitó a la audiencia en julio del año corriente --durante las mismas fechas del asesinato de Chihuahua-- que de ahora en adelante se le llamara por el nombre femenino de Caitlyn Jenner. Ella apareció con su nueva identidad en la portada de la revista de celebridades Vanity Fair y habló en una entrevista sobre sus cambios físicos y psicológicos como una cuestión vital subjetiva de importancia. La escenificación de tipo documental de TransLímite, que conducen las actrices Myrna Moguel y Cecilia Ramírez Romo, aborda ambos acontecimientos que en la realidad ocurren en paralelo pero que gracias a la teatralización estos pueden atravesarse. La obra además cuestiona la aun vigente categorización binaria de género, que consiste en masculino o femenino excluyendo otras definiciones. Entre los recursos multidisciplinarios que la pieza utiliza está la proyección de imágenes de internet sobre los casos transgénero en cuestión, una oleada de preguntas en voz alta, también gestos corporales de dolor y el sonido seco de una viola de gamba. La atmósfera teatral resultante es opaca como una bruma que convoca al público a hacer una pausa para mirar la realidad representada. El espacio teatral que contiene a la pieza es el Foro Marlowe, un íntimo lugar ubicado en la colonia Condesa, céntrica demarcación de de esta ciudad. Participan Isabel Campaña, Francisco de León, Dulce Mariel, Monique López, Daniela Luque, Víctor Padilla, Bruno Ruíz y Rebeca Trejo.

Comentarios