Teatro

Teatro para tus oídos

Con la llegada de la pandemia Ojo de agua comunicación realizó una serie de radioteatros recogiendo las formas de hablar y de relacionarse de una comunidad rural, con el fin de mostrar distintas problemáticas alrededor del coronavirus y cómo abordarlas
martes, 12 de enero de 2021

CIUDAD DE MÈXICO (apro).- La capacidad de escuchar, desarrollada por la radio desde hace tanto tiempo, abre un abanico de posibilidades que ahora se encuentran en las estaciones de radio y en plataformas virtuales. Programas que se transmitieron y que ahora permanecen en distintos sitios, en los que podemos oír programas unitarios, radionovelas y radioteatros, que invitan a ver mundos a través de los sonidos.

Ojo de agua comunicación, por ejemplo, es una organización con 20 años de experiencia enfocada en trabajar en favor de los pueblos indígenas, a través de la realización de videos documentales y producción de series de radio en las que se promueve, en particular, la equidad de género y la eliminación de la violencia. En Oaxaca hacen radioteatros, radionovelas, periodismo, festivales de música, talleres y documentales visuales. En su página encontramos gran variedad de propuestas y una sección importante donde participan mujeres como directoras, guionistas, conductoras, actrices y realizadoras.

Con la llegada de la pandemia realizaron una serie de radioteatros recogiendo las formas de hablar y de relacionarse de una comunidad rural, con el fin de mostrar distintas problemáticas alrededor del coronavirus y cómo abordarlas. Si bien la intención educativa es el objetivo primordial, los radioteatros tienen una sólida realización, con efectos de sonido, música y más de 15 voces para hacer todos los personajes que van apareciendo en la historia, que cuestiona los comportamientos violentos, abusivos y poco solidarios. Quitémosle la corona a ese virus consta de 12 capítulos que se pueden escuchar desde su página y que se han transmitido en diferentes radios comunitarias, al igual que en Radio Educación.

Como antecedente a esta serie, Ojo de agua comunicación realizó otros radioteatros con una clara y significativa perspectiva de género, con el apoyo de Cultura Comunication y Desarrollo KCD y el financiamiento de la Agencia Vasca de Comunicación para el Desarrollo. La radionovela Tiempo de florecer, ya con dos temporadas, nos cuenta la historia de Alicia, una mujer zapoteca del Valle de Oaxaca, en la primera, y de su nieta, en la segunda. Son mujeres que se resisten a aceptar la violencia como algo natural y nos enseñan maneras diferentes de cuidar la vida. Dirigida y escrita por Clara Morales Rodríguez, en ella Guillermo Monteforte, Mayte Ibargüengoitia y Rosa María Cortés también colaboraron en los guiones.

Por otro lado, la compañía Éter Teatro inició su proyecto de radioteatros con la transmisión en distintas estaciones: Radio Concierto, Radio Coahuila, Radio Narro y Radio Tecnológico, entre otras, además de mantenerse hasta el 28 de febrero en Soundcloud. Empezó con la obra del francés Guy Fossy, Dirección gritadero, seleccionada por el programa Arte Resiliente de la Secretaría de Cultura de Coahuila. Ana Laura Corpus, Mónica Almanza y Martha Matamoros son actrices con gran capacidad interpretativa que obtuvieron buenos resultados del radioteatro que ellas actúan, dirigen y producen, donde nos hablan de esa necesidad de gritar y de la imposibilidad de hacerlo, exponiendo una sociedad opresiva y a tres mujeres con necesidades propias y represiones con urgencia de ser liberadas.

El radioteatro es una puerta invisible a través de la cual accedemos a ondas sonoras con contenidos que enriquecen nuestra imaginación y nuestra reflexión, como el que realiza Éter Teatro, así como el proyecto radiofónico ojodeaguacomunicación.org, organización admirable que forma a jóvenes, mujeres y hombres en el quehacer de los radioteatros y realiza gran cantidad de proyectos. Los buenos resultados saltan a la vista y seguro contribuyen a formar un criterio y romper con la normalización de comportamientos machistas o clasistas en defensa del territorio; el primero de los cuales, como ellas dicen, es el cuerpo.

Más de

Comentarios