Exdirectivo involucra a México en manipulación de sorteos de FIFA

viernes, 15 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los sorteos de los Mundiales de futbol son manipulados, y México ha participado en esos arreglos ilegales, aseguró el exdirectivo de la FIFA Benny Alon. En entrevista con el diario brasileño Estadão, Alón dijo que hubo amaños –por motivos económicos y de patrocinios– para que la selección mexicana de futbol pudiera jugar en Orlando, Florida. Eso ocurrió en los sorteos de la Copa Mundial de Estados Unidos en 2004, durante la administración del Suizo Joseph Blatter, precisó. Alon, de origen israelí, explicó que un día antes del sorteo en el que definirían los grupos y las sedes en el Mundial de Estados Unidos, los organizadores le “trasladaron la presión” para que México disputara su segundo partido en el estadio Citrus Bowl de Orlando, ciudad con numerosa población mexicana. El resultado de ese partido fue de 2-1 a favor de la escuadra nacional. “No sé qué hicieron con las esferas, pero es una realidad que la solicitud de los mexicanos fue atendida”, abundó Alon, quien formó parte del organismo internacional cuando Blatter era el secretario general y el encargado de organizar los sorteos, por ello, Benny Alon se refirió al exsecretario general de la FIFA como “el hombre de las pelotas calientes”. Este viernes, el diario El País también retomó las declaraciones que Blatter hizo a La Nación de Argentina en junio de 2016: “El sorteo era limpio hasta el último detalle. Yo jamás toqué las bolillas. Se las puede señalizar, calentándolas o enfriándolas. Es técnicamente posible. No existen en la FIFA, pero fui testigo de sorteos a nivel europeo en los que eso sucedió. Pero nunca en la FIFA. Claro que se puede hacer, pero en mi caso jamás sucedió, jamás”, aseguró Blatter. El propio Blatter admitió al reportero del rotativo argentino la existencia de un método que consiste en poner “las bolillas antes en la heladera. La mera comparación entre unas y otras al tocarlas ya determina las bolas frías y las calientes. Al tocarlas ya se sabe que hay”.

Comentarios