Decisión de Trump sobre acero también 'pegará” a EU, alerta el FMI

viernes, 2 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) encendió las luces de alarma ante las decisión del presidente estadunidense Donald Trump, quien anunció la imposición de aranceles a las importaciones de aluminio y acero en 10 y 25%, respectivamente. Mediante un comunicado, el portavoz del organismo internacional, Gerry Rice, advirtió que “es probable que las restricciones a la importación anunciadas por el presidente causen daños no sólo fuera de Estados Unidos, sino también a la propia economía estadunidense”. También resaltó que la medida incrementa el temor de que otros países usen esa lógica de la seguridad nacional “para justificar amplias restricciones de importación”, además de que instó a las naciones a trabajar para resolver los desacuerdos comerciales sin llegar a esos extremos. “Alentamos a Estados Unidos y a sus socios comerciales a trabajar de manera constructiva para reducir las barreras comerciales y resolver los desacuerdos comerciales sin recurrir a esas medidas de emergencia”, emplazó el FMI. El Fondo Monetario no es el único organismo que se ha pronunciado al respecto, también el director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Roberto Azevedo, advirtió que el anuncio de Estados Unidos tiene el potencial de una escalada, agregando que una guerra comercial no está en el interés de nadie. Además, en las horas posteriores a la decisión arancelaria de Estados Unidos, varios países y líderes industriales criticaron la medida. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo que los países del bloque están preparados para responder con impuestos a una variedad de productos estadunidenses que no están relacionados con los metales industriales. Canacero aguarda reacción de Peña En México las reacciones también se dejaron sentir. La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) expresó su preocupación y espera acciones recíprocas e inmediatas por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto en caso de confirmarse la inclusión de nuestro país en la medida anunciada por Trump. “Las medidas que México establezca no sólo deben ser en un sentido de reciprocidad a Estados Unidos, sino deben tener como segundo objetivo frenar la potencial oleada de importaciones desleales que buscarán colocarse en terceros mercados ante el cierre de ese país, siendo México muy atractivo debido a su consumo creciente de acero”, advirtió el organismo. La Canacero confió en que la industria nacional del acero sea excluida de la Sección 232 por lo que hace a las exportaciones mexicanas de productos siderúrgicos a ese país, a fin de evitar una guerra comercial que afectaría a las cadenas productivas de ambas naciones. “México no debe ser incluido en la resolución de la Sección 232, ya que no representa ningún riesgo a la seguridad nacional de EU, ya que somos una industria que no recibe subsidios gubernamentales, no somos parte del exceso de capacidad global. Como ya se mencionó, la industria del acero estadunidense tiene superávit con México y hemos apostado a la integración regional de las cadenas de valor”, precisó la Canacero.

Comentarios