Corrupción en la Casa Blanca

lunes, 3 de octubre de 2005
San Francisco, Cal , 3 de octubre (apro)- La corrupción, el mal endémico que carcome los cimientos democráticos de cualquier país, no es ajena al sistema electoral de la primera potencia del mundo Algo huele a podrido en la Casa Blanca Y es que la acusación contra Tom DeLay, el líder republicano en el Congreso de Estados Unidos, salpica directamente al presidente George Bush: su director de campaña electoral, Terry Nelson, es mencionado en una denuncia por financiación ilegal y conspiración La elección del actual inquilino de la Casa Blanca queda en entredicho, al igual que la del presidente Vicente Fox y los "Amigos de Fox", que lo apoyaron económicamente y de manera ilícita durante la campaña electoral para llevarlo a Los Pinos La acusación contra DeLay también afecta la "honestidad" del presidente Bush El denunciado es la tercera persona con un rango institucional dentro del gobierno, después de Bush y Cheney Además, DeLay es un firme aliado del presidente desde hace años Así lo dice la historia entre ambos, que revela sus estrechas relaciones "La Constitución soy yo", suele decir Tom DeLay, conocido como "El Martillo", un hombre sin un prurito de decoro a la hora de tocar dinero, sobre todo si se trata de entregarlo al Partido Republicano, donde encabeza la "Guardia Pretoriana" de George Bush Pero esa guardia se tambalea Es la tercera vez que DeLay es amonestado por el Comité de Ética del Congreso, que en esta ocasión consiguió obtener una "renuncia temporal" del acusado Las acusaciones de corrupción han causado un sismo en las filas republicanas, sobre todo porque les han quitado al "líder de los dineros" que alimentaba al partido ¿Cómo han logrado tumbar a un hombre tan poderoso? Primero, porque el fiscal del caso Ronnie Earle, de Texas, no se ha dado por vencido en 34 meses, pese a presiones y obstáculos: "Nuestra labor consiste en perseguir judicialmente los abusos de poder y sacarlos a la luz pública", ha dicho el fiscal, luego de que el Gran Jurado dictaminó los cargos contra el líder republicano Los delitos de DeLay han sido públicos desde hace varios años: en 2002 consiguió que los republicanos lograran, después de 130 años, la mayoría en la Cámara de Texas y, luego, en 2003, que esa mayoría reestructurara los distritos electorales de ese estado para favorecer las opciones de los republicanos en Washington DeLay logró sus dos grandes "proezas" políticas, gracias a la implementación de un diseño no tan original, pero si efectivo: canalizó grandes sumas de dinero de las empresas hacia las campañas electorales de sus compañeros en Texas, algo que es ilegal en ese estado y en otros 17 del país Al igual que "Los amigos de Fox", DeLay se inventó una plataforma ciudadana para diseñar la recaudación y, posteriormente, la entrega del dinero Creó "Tejanos por una mayoría republicana" El fiscal descubrió que un cheque de 190 mil dólares de esa cuenta fue enviado al comité de Ferry Nelson, con una lista de los siete candidatos republicanos que deberían recibir fondos ilícitos para sus campañas electorales Es exactamente lo mismo que está sucediendo ahora en México en las filas de los precandidatos del PRI ¿De dónde sacan tanto dinero Roberto Madrazo y Arturo Montiel para sus precampañas televisivas? Solo ellos lo saben, no el pueblo La falta de transparencia lesiona la democracia y se presta a la comisión de delitos También limita las posibilidades de triunfo de manera equitativa para todos los contendientes DeLay es igualmente acusado de conspiración por desviar 155 mil dólares de "donaciones" de los poderosos empresarios a las campañas electorales republicanas No es el único implicado Además de Terry Nelson, otros políticos republicanos de Texas están vinculados como John Colyandro y Jim Ellis, acusados de financiación ilegal Al Partido Republicano se le acaba su nómina de miembros impecables en los puestos clave Tanto es así que Roy Blunt, el sustituto de DeLay en la Cámara, está vinculado a Jim Ellis, al que pagó 88 mil dólares en una de las "recaudaciones de fondos" El fiscal está seguro de que DeLay burló la ley y desvió fondos por cientos de miles de dólares, procedentes de empresas y multinacionales Si el Gran Jurado de Texas y el fiscal tiran la manta lo suficiente, el caso puede dejar al descubierto el mayor sistema de corrupción del republicanismo e inhabilitar a la plana mayor del partido que preside George Bush "El Martillo" se había resistido a dejar su cargo como presidente de la Cámara de Representantes, puesto que ostenta desde 1998, algo insólito en Estados Unidos, sobre todo si se trata de una persona acusada de corrupción en dos ocasiones anteriores En octubre de 2004, su compañero republicano Nick Smith lo acusó de haberle ofrecido "ayuda sustancial" para la campaña electoral de su hijo, Brad, a cambio de que votara a favor de la modificación de la ley sanitaria que afectó a las personas de la tercera edad Smith acusó a "El Martillo" de intentar sobornarlo con 100 mil dólares, pero dijo que rechazó la propuesta y, por consiguiente, su hijo perdió las primarias para ser representante por Michigan La trama de corrupción de DeLay es más amplia Antes fue denunciado por utilizar las Fuerzas de Seguridad del país para beneficiar a su partido ¿Cómo es posible que el tráfico de influencias de éste hombre se de en el país más desarrollado del mundo? Pues si, "El Martillo" se encargó, en 2003, de dirigir el cambio de los distritos electorales para el Congreso de Texas El "gerrymander" de DeLay, una palabra que se utiliza cuando legalmente se cambia los distritos electorales para favorecer a los candidatos, fue hecho de manera ilegal La historia es verdaderamente rocambolesca, primero porque los demócratas hicieron hasta lo inimaginable para evitar el "gerrymander" convocando a su gente a dormir en Oklahoma para evitar que hubiera quórum en el Legislativo texano y, posteriormente, se aprobara el cambio de distritos Sin embargo, el poderoso DeLay se encargó de ocupar al mismísimo Departamento de Seguridad Interior para buscar congresistas demócratas por Texas, arrestarlos y obligarlos a volver al Congreso de Austin El problema es que la policía --que generalmente se utiliza para detener a terroristas-- no encontró muchos demócratas, ya que todos estaban en Oklahoma "El Martillo" no se dio por vencido: no solo utilizó ilegalmente los recursos del Estado para dirigirlos a su partido, sino que, al fracasar en su intento, siguió adelante con sus planes y, finalmente, rediseñó los distritos El triunfo de DeLay fue contundente: el Partido Demócrata quedará borrado del Congreso de Texas ¿Como es posible que un hombre cuestionado varias veces por la justicia siguiera de presidente del Congreso de Estados Unidos? Sencillamente, porque los republicanos cambiaron el año pasado las reglas del Comité Ético para salvar a DeLay, a pesar de que ocho empresas y tres de sus consejeros ya habían sido acusados formalmente de violar las leyes de financiación de las campañas electorales Antes de DeLay, los portavoces y presidentes de los comités de la Cámara debían abandonar sus cargos ante cualquier proceso local o federal, pero ahora la corrupción ha quedad institucionalizada El amigo de Bush señaló entonces que la alteración de las reglas del juego electoral es necesaria "para evitar la política de destrucción personal" Es decir, este señor aboga por "el carro completo" al más puro estilo del PRI DeLay es conocido en Washington por sus contactos con lobbies poderosos de empresarios que le han pagado lujosos viajes a Europa y a "destinos exóticos", algo que también se ha denunciado El congresista, de 58 años de edad, acusado de corrupción y conspiración, forma parte del ala derechista fundamentalista religiosa del Partido Republicano Nació en Laredo, Texas, y durante sus años de infancia vivió en Venezuela, donde su padre fue destinado como ejecutivo de la industria petrolera Luego, tuvo una juventud tormentosa Fue expulsado de la Universidad de Houston por alcohólico y conducta inmoral De hecho, era conocido como "Hot-tub Tom" (Tom, el de la bañera caliente) A DeLay como a Bush "le salvó" su fe y se hizo cristiano Es un hombre profundamente reaccionario que ha utilizado su poder en el Congreso para rechazar cualquier medida que beneficie la investigación con células madre, algo que puede salvar la vida de millones de personas Fue también quien lanzó la ofensiva política en el caso de Terri Schiavo, la enferma que duró más de 10 años en estado vegetativo conectado a un respirador, y el que promovió una ley urgente que otorgaba a los tribunales federales la revisión del caso, una medida refrendada por Bush La doble moral de "El Martillo" es del dominio público, porque fue quien, hace 17 años, desconectó a su padre, también en estado vegetativo DeLay representa el nuevo republicanismo de la Casa Blanca empeñado por la sombra de la corrupción

Comentarios