Justicia selectiva

miércoles, 13 de abril de 2005
México, D F, 12 de abril (apro)- Emilio Chuayffet Chemor es un político frustrado, que durante el sexenio de Ernesto Zedillo pensó que podía ser uno de los aspirantes del PRI a la candidatura presidencial Había logrado en 1995 y 1996 una de las reformas electorales más importantes que ha tenido este país, su posición como negociador era reconocida por todos los partidos, pero Acteal, la impune matanza de 45 indígenas en Chiapas, demolió sus aspiraciones Ahora, ocho años después, ha logrado ubicarse como un político fuerte Su habilidad para lograr el apoyo empresarial a la campaña de Roberto Madrazo lo colocó como el hombre de confianza del dirigente nacional Le ganó la batalla a Manlio Fabio Beltrones Desde enero, Chuayffet ya había negociado con Vicente Fox el compromiso de sacar adelante el desafuero en contra de Andrés Manuel López Obrador A partir de ese momento, dijo a sus compañeros diputados “La ley es la ley, si no la aplicamos hoy, ¿cuándo la vamos a respetar? Y bajo esa premisa, fue convenciendo a diputados Por ese tiempo, Cuauhtémoc Frías, diputado del PRI en la Sección Instructora, confió a otro legislador de su bancada, quien buscaba elementos para condenar al jefe de gobierno capitalino, que no había argumentos jurídicos para sostener que violó la ley, “pero el tema es político” Pero dos meses después, Chuayffet logró convencer a Frías de que “la ley es la ley y, si no se aplica ahora, ¿cuándo’” De hecho el voto de Frías en la Instructora fue lo que inclinó la balanza ¡Justicia selectiva!, impugnaron los perredistas cuando demandaron que si de aplicar la ley se trataba, había que seguir, luego del caso de López Obrador, con el proceso de desafuero en contra del senador del PRI Ricardo Aldana, pero los priistas dijeron que después, que en otro momento se abordaría el tema El compromiso de sacar adelante el dictamen, que ya existe y es desfavorable al senador, lo establecieron los priistas, pero la tarde del lunes 11 de abril, recularon En la reunión de la Junta de Coordinación Política, el coordinador del PRD, Pablo Gómez, pidió someter a discusión el citado dictamen contra el priista El tricolor se opuso rotundamente apoyado por el PVEM, y el PAN, que tanto reclamó hacer respetar el estado de derecho en voz de uno de sus juristas más destacados, el diputado Juan de Dios Castro, se abstuvo, al igual que Convergencia y el Partido del Trabajo El único que estuvo a favor fue, por supuesto, el sol azteca Así, cuando ha quedado comprobado el desvío de mil 500 millones de pesos a la campaña presidencial de Francisco Labastida, utilizando para ello al sindicato petrolero y la participación de Ricardo Aldana, la justicia quedó para otro momento Justicia selectiva, fue lo que aplicaron PAN y PRI, porque la tarde del lunes el argumento de Emilio Chuayffet para convencer a sus compañeros de bancada, de que “la ley es la ley, y hay que hacer valer el estado de derecho”, lo arrojó al excusado sin ningún pudor Chuayffet y el PAN evitaron sacar del archivo muerto el dictamen de desafuero contra el senador priista, a la vez que siguieron festejando su implacable actitud de hacer valer la ley en el caso de López Obrador Cosa de “políticos”, asunto de canallas

Comentarios