Gobernador de Guanajuato propone 65 años de prisión en lugar de pena de muerte

viernes, 5 de diciembre de 2008
GUANAJUATO, GTO , 5 de diciembre (apro)- El gobernador Juan Manuel Oliva se manifestó en contra de la pena de muerte para secuestradores, y anunció que propondrá al Congreso fijar penas de hasta 65 años de prisión para quienes priven de sus libertad a las ciudadanos Dijo que las sanciones más severas serán para aquéllos casos en los que intervengan como secuestradores autoridades o ciudadanos que estuvieron vinculados a la autoridad; "y con las penas concurrentes se pueden sumar más años de castigo", agregó El gobernador de Guanajuato recordó que en 2005, durante su periodo como senador, fue uno de los impulsores de la reforma al artículo 22 constitucional para derogar la pena capital, que aún estaba vigente entonces "Se hizo junto con senadores del PRI; ya hubo entonces un debate en el Senado donde fuimos aliados del PRI para que la pena de muerte no existiera", explicó Posteriormente, mencionó, se han concretado otras reformas constitucionales "en las que ha prevalecido el criterio de no a la pena de muerte? Estamos siempre en contra de la cultura de la muerte y de la violencia", insistió Además, consideró una incongruencia respaldar la iniciativa del gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, cuando se ha defendido a los inmigrantes han sido condenados a morir por la justicia de Estados Unidos "Hemos trabajado intensamente porque no se les aplique", señaló Oliva aseguró que en este mismo tenor están las representaciones parlamentarias del PAN en el Senado y en la Cámara de Diputados, por lo que, de presentarse el debate al que está convocando el PRI, se rechazará la posibilidad de autorizar al estado de Coahuila a aplicar la pena capital

Comentarios