Gabino Cué acusa a Ulises Ruiz de "pretender ahorcar" a la próxima administración

viernes, 9 de julio de 2010

OAXACA, Oax., 9 de julio (apro).- El virtual gobernador electo, Gabino Cué Monteagudo, acusó al actual mandatario oaxaqueño, el priista Ulises Ruiz Ortiz, de pretender heredarle problemas al gobierno de transición para “ahorcar a la administración pública que viene”, por lo que urgió a iniciar el proceso de entrega-recepción.
En entrevista, Cué Monteagudo exhortó “a Ulises Ruiz a que actúe con mucha madurez en los próximos días, para que haya una transición pacífica, tranquila”.
Su preocupación radica en que, dijo, le ha llegado información de que el actual gobernador Ulises Ruiz Ortiz pretende heredarle una deuda por 500 millones de pesos, basificar a unos cinco mil trabajadores del gobierno del estado y “otorgar concesiones para estrangular el transporte de Oaxaca”.
Después de una reunión con los diputados locales electos de la coalición “Unidos por la paz y el progreso”, el virtual gobernador consideró que la intención de Ulises Ruiz de basificar a más trabajadores es una “gran irresponsabilidad”.
“Espero que Ulises Ruiz actúe con madurez e inteligencia; todavía tiene la oportunidad de hacerlo, que convoque ya a un proceso de transición de este gobierno para que vayamos enterándonos del estado en que se encuentra la administración”, añadió.
Mientras tanto, adelantó que contratará a un despacho externo, para que haya una entrega recepción pulcra, porque el pueblo de Oaxaca tiene derecho a saber el estado en que Ulises Ruiz entregará la administración pública estatal.
Es por ello que conminó al gobernador del estado a que “a la brevedad defina, junto con el nuevo gobierno, una estrategia para que haya una entrega-recepción transparente, de cara a la sociedad, que no se cometan errores de fin de sexenio, porque todo esto se va a saber y habrá responsables en caso de que se quiera ahorcar a la administración pública que viene”.
Adelantó que el próximo domingo, en cuanto reciba su constancia de mayoría, iniciará la elaboración del plan de gobierno Oaxaca 2010-2016 con una visión hasta el 2030.
    Reiteró que en “el gobierno que viene” no habrá repartición de cuotas ni improvisaciones. “Vamos a gobernar con los mejores, nuestro gobierno no tiene margen de equivocación”.
Asimismo, recordó que en su administración se tomarán en cuenta las iniciativas de participación ciudadana, como el plebiscito, el referéndum y la iniciativa popular.
Además, reiteró que se investigarán los hechos violentos del  2006, a raíz del conflicto sociopolítico y se aplicará la ley para que no haya impunidad.
“De igual forma, que se van a realizar auditorías porque no vamos a permitir que se hayan robado el dinero del pueblo de Oaxaca”, advirtió.

Comentarios