Sorprenden a policías extorsionado a migrantes en Oaxaca

miércoles, 29 de septiembre de 2010

OAXACA, Oax., 29 septiembre (apro).- El coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano, Alejandro Solalinde Guerra, afirmó que los inmigrantes que utilizan otras rutas para evitar al crimen organizado, ahora se han convertido en víctimas de autoridades corruptas.
    La declaración de Dolalinde se dio horas después de que policías de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) fueron sorprendidos en flagrancia cuando extorsionaban a un grupo de indocumentados.
    De acuerdo con el director del albergue “Hermanos en el Camino”, los hechos ocurrieron poco después de las 11:30 horas de ayer, en las instalaciones de la Empresa Oaxaca Istmo, ubicada en ciudad Ixtepec.
    Según las víctimas, 10 inmigrantes que tenían boleto para viajar de Ixtepec a la ciudad de Oaxaca, antes de abordar el autobús llegó una camioneta Ford F-150 blanca sin placas, de la que descendieron tres personas que se identificaron como policías de la AEI.
Uno de los supuestos agentes, que se identificó como Juan Gustavo, les dijo: “Soy agente de la Policía Judicial. Hay que pagar una tarifa para pasar por aquí. Tienen que pagar, porque si no más adelante los vamos a tumbar. Y no me voy a poner a discutir con ustedes, así es que cooperen, son 300 pesos por cada uno. Si pagan aquí ya no van a tener problemas más adelante”.
En el momento que Juan Gustavo hablaba a los migrantes, otro presunto policía contó a la gente que estaba en el lugar y, mirando a su compañero, le dijo: “Cóbrale 400 pesos (a cada uno), esto no nos va alcanzar ni para comer”.
Mientras eso sucedía, Alberto Donis Rodríguez, agente de la Pastoral de Migrantes de Movilidad Humana y colaborador del albergue de “Hermanos en el Camino”, quien se encontraba arriba del autobús, tomó fotografías a los extorsionadores y a la unidad en que viajaban.
Luego de ello, bajó del camión y reclamó a los policías por el robo que estaban haciendo a los indocumentados, a lo que Juan Gustavo contestó: “Estoy platicando con ellos y no les estoy haciendo nada”.
Sin embargo, los inmigrantes afirmaron que les habían pedido dinero, luego de lo cual el supuesto policía aceptó que había cometido “un error”. Enseguida se retiró del lugar.
Minutos más tarde, los mismos policías interceptaron el autobús y amenazaron al conductor, a quien exigieron que convenciera al agente de pastoral para que entregara o borrara las fotografías, de otra manera se metería en problemas.
Según Donis Rodríguez, la encargada de la venta de boletos de la empresa de Transportes “Oaxaca Istmo”, quien evitó dar su nombre por temor a represalias, aseguró que en varias ocasiones el agente Juan Gustavo la ha intimidando y le ha ofrecido dinero para que trabaje como “informante”, es decir, que le diga quiénes son los inmigrantes para extorsionarlos.
“Eso demuestra que los judiciales están coludidos con los de Migración, y se ve que se coordinan bien para hacer sus fechorías”, dijo el agente de la Pastoral de Migrantes.
Y agregó: “Los migrantes que vienen en tren, cada vez más utilizan otras rutas para viajar hacia el norte, porque la delincuencia organizada los está secuestrando”.
Ciertamente se están librando de los secuestradores, dijo, “pero no de las autoridades corruptas, que portando un uniforme y abusando de su autoridad los esperan para robarles el poco dinero que traen”.

Comentarios