Presenta Encinas libro sobre elecciones en el Estado de México

jueves, 26 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El diputado federal del Partido de la Revolución Democrática y excandidato al gobierno del Estado de México, Alejandro Encinas Rodríguez, aseguró que el desarrollo de los comicios del año pasado, donde el PRI se impuso pese a denuncias de irregularidades y rebase de topes de campaña, es un ejemplo de lo que podría suceder este año en la elección presidencial. Durante la presentación de su libro Dinero, simulación e impunidad. Memoria de la elección de gobernador en el Estado de México 2011, relató cómo documentaron que el actual gobernador priista, Eruviel Avila, rebasó en 180% el tope de gastos de campaña como candidato y, pese a las denuncias, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) las declaró improcedentes, aunque admitió que existían pruebas, sin embargo, finalmente las declaró “improcedentes”. “Este libro es la construcción de una experiencia colectiva. Es el resultado de un esfuerzo de quienes trabajaron en una campaña electoral. Es un referente del nivel que ha alcanzado la izquierda en el Estado de México. Se trata de una memoria histórica”, dijo y citó a Jesús Zambrano, dirigente del PRD que lo acompañó en la presentación, en el sentido de que los perredistas no han documentado sus batallas políticas desde el 2006, y es un “tema pendiente”. Al hacer el recuento de las ilegalidades cometidas en la elección mexiquense, destacó que esa impunidad al estilo del PRI no existe en la capital del país, y señaló que Miguel Angel Mancera, precandidato de la coalición PRD, PT y Movimiento Ciudadano, va 20 puntos delante de su oponente priista Beatriz Paredes. En tanto, Zambrano destacó que ese es el mérito del libro, recuperar la historia de los comicios en esa entidad, porque ello le sirve a la militancia para aprender de las experiencias y seguir luchando por mantener la unidad en la izquierda. “Aquí se da cuenta de cómo actuaron los poderes reales de manera antisistémica y contra sus propias instituciones, quebrantándolas a través del dinero y de los medios de comunicación. Rebasando el tope de campaña en 180%, es decir, en unos 571 millones de pesos”, apuntó. Con ese antecedente, advirtió que ahora se pretende ‘blindar’ la elección presidencial en puerta, “para que 2012 no sea un 2006”, cuando denunciaron que el PAN “robó la elección presidencial” a su candidato Andrés Manuel López Obrador, actual precandidato al mismo cargo por segunda vez consecutiva. Para el coordinador del Diálogo para la Reconstrucción de México (DIA), Manuel Camacho Solís, este libro es el testimonio de la impunidad, y la elección mexiquense fue “el mejor laboratorio para ensayar las estrategias del movimiento progresista en este año electoral”. En su opinión, ahora las fuerzas de izquierda necesitan una estrategia política, niveles de disciplina, capacidad de reacción ante las animadversiones, una campaña de composición política, así como revisar a fondo la estructura electoral y de movilización. “Esta es la gran oportunidad y la necesidad de ofrecerle al país una alternativa realista, segura y esperanzadora, y eso lo ofrece nuestro candidato Andrés Manuel López Obrador”, resaltó.