Violencia en Michoacán no afectará crecimiento económico: Carstens

jueves, 16 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, afirmó que la violencia que azota el estado de Michoacán no afectará el crecimiento de la economía mexicana en el 2014. Luego de tener una reunión privada con el consejo directivo de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Carstens confió en que el fenómeno de la inseguridad “se deberá ir superando con las medidas que el gobierno federal ha adoptado de manera específica en el estado de Michoacán”. De hecho, el titular del banco central subrayó que lo que sí influirá sobre la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), estimado en un rango de 3% y 4% en el 2014, será la implementación de las llamadas “reformas estructurales”. “El punto es que México ha mantenido un marco macroeconómico sólido, ha legislado en materia estructural tomando medidas muy importantes que mejoran mucho las perspectivas económicas del país y, sobre todo, en interacción con inversionistas; ese es el factor que prevalece”, dijo el exsecretario de Hacienda y Crédito Público. Sin embargo, apenas el miércoles 15 la misma Coparmex alertó que la delincuencia en el país cuesta alrededor de 75 mil millones de pesos anuales a la economía formal, resultado de extorsiones, secuestros y robos. Hoy Juan Pablo Castañón, presidente de la Coparmex, sentenció que siempre que hay un clima de violencia en una zona, hay desaceleración económica, por lo que es “imprescindible tener resultados pronto y en el corto plazo”. “El gran tema que tenemos para el 2014 es la seguridad en el país, es un gran reto para poder tener prosperidad, debemos tener un clima de paz, de convivencia pacífica, de justicia y de estado de derecho, y por eso celebramos la iniciativa del Ejecutivo para implementar mayor coordinación y mayor efectividad en los resultados”, soltó el líder empresarial. No obstante, para Carstens el panorama económico de México mejoró, luego de que los factores de riesgo presentes en el 2013, prácticamente desaparecieron.

Comentarios