Calderón es un "cínico y desmemoriado", le revira Marko Cortés

jueves, 22 de enero de 2015
MEXICO, D.F. (apro).- Luego de que Felipe Calderón amenazó con renunciar al Partido Acción Nacional (PAN) para crear una nueva opción política, el coordinador de la campaña de reelección de Gustavo Madero, Marko Cortés Mendoza, lo calificó de “cínico y desmemoriado” y le pidió no dividir a los panistas. Desde la Presidencia de la República, recordó Cortés, Calderón “impuso a su más cercanos” en el PAN, como en la presidencia a Germán Martínez y a César Nava y pretendió hacerlo también con Roberto Gil, pero además, “con toda la fuerza del aparato gubernamental”, designó a su hermana Luisa María Calderón candidata a gobernadora de Michoacán en 2011. “Con mucho respeto, pero también con mucha claridad, el expresidente Felipe Calderón es un cínico y desmemoriado, el expresidente Felipe Calderón ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”, expresó Cortés en un mensaje a medios emitido esta tarde en la sede nacional del PAN. Este mensaje de quien fue el coordinador de la campaña de reelección de Madero y candidato a diputado federal plurinominal se produce luego de que Calderón criticó que la dirigencia del PAN ya “cerró las puertas a los ciudadanos y está ahora puesto a trabajar en función de intereses de grupo y que lo están arruinando como alternativa ciudadana”. En entrevista con el director de El Financiero, Enrique Quintana, desde Davos, Suiza, Calderón criticó que el PAN no haya dado una diputación plurinominal a su esposa, Margarita Zavala, y planteó tres opciones para él y su grupo, una de ellas renunciar y formar otro partido. “¿Qué alternativas hay? Veo tres. Uno, no hacer nada y decir a ver cómo se arregla solo. Esta no es una alternativa políticamente viable. Dos, tratar de reconstruirlo desde sus cimientos lo que implica luchar contra esos intereses. También implica cambiar dirigencias, también implica renovarlas, también implica estar pegándole a muchos intereses que manipulan un padrón interno, que usan recursos pues muchas veces inexplicables, que aprovechan aparatos completos para establecer condiciones de ese grupo”. Y tres, enumeró Calderón: “Habrá que pensar seriamente en crear otra opción política, así sea que tome una o dos décadas para que fructifique”. Al respecto, el actual coordinador de los Centros de Estudio de la Cámara de Diputados y quien recientemente declinó sus aspiraciones de ser gobernador de Michoacán a favor de Luisa Marcía Calderón, contra la que también contendió en 2011, afirmó que Calderón debe recordar todas las imposiciones. “Calderón, en lugar de estar criticando a la dirigencia nacional del PAN, debe recordar cómo impuso ni más ni menos a quien fuera su secretario particular, César Nava Vázquez, como presidente del partido, quien por cierto luego estuvo envuelto en escándalos de corrupción”. Añadió: “No satisfecho con ello, Calderón volvió a intentar la maniobra, tratando de imponer a su entonces también secretario particular, Roberto Gil, en ese momento ya sin tener éxito por el rechazo de los panistas que se atrevieron a ponerle un alto en sus pretensiones”. Cortés agregó, “sólo para refrescar un poco la memoria de Calderón”, que algunos de los actuales integrantes de la Comisión Permanente Nacional, que designan a candidatos, apoyaron en su momento a Ernesto Cordero, “cuando trató de imponerlo como candidato del PAN a la presidencia de la República” en 2012. Mencionó a los gobernadores Guillermo Padrés y Rafael Moreno Valle, así como a Ulises Ramírez, del Estado de México, Jorge Romero, del Distrito Federal, y Miguel Angel Yunes en Veracruz. “¿Es incongruente Felipe Calderón, porque cuando los tenía como aliados eran gente muy valiosa y ahora son los grupos que manipulan al PAN”, expresó Cortés, quien le recordó también cómo operó desde Los Pinos a favor de su hermana en Michoacán. “Le recuerdo a Felipe Calderón que cuando fue presidente desde Los Pinos impuso a sus más cercanos. Para poner un claro ejemplo: Luisa Marcía Calderón Hinojosa. En el 2011 impulsada con toda la fuerza del aparato gubernamental y del partido en el estado de Michoacán contra su servidor que contendía por el mismo cargo”. Sobre el senador Javier Lozano, “su vocero”, Cortés rechazó que ahora “nos quiere dar clases del panismo auténtico”, pero debe recordarse que, en el 2000, mientras los verdaderos panistas apoyábamos el cambio con Vicente Fox, él iba de la mano con Francisco Labastida como candidato a diputado federal por el PRI. Y advirtió: “El día de hoy, reconociendo el activo importante que es para el PAN Felipe Calderón, le hago un respetuoso pero muy firme llamado para que deje de estar enfrentando y dividiendo a los panistas, que deje de estar amenazando con fundar otro partido político, le recuerdo que estamos en el inicio de un proceso electoral. En lo único que debemos estar concentrados los panistas en nuestra labor partidista es en ganar las elecciones”. Y recordó: “Muchos hemos dado muestra de construcción, de generosidad, de sumar, de reconocimiento y de inclusión. Por poner un claro ejemplo, hoy Cocoa Calderón, a quien nuestra dirigencia y yo mismo estamos apoyando como candidata a gobernadora en el estado de Michoacán”.