Inversión del 2% del PIB mundial reduciría hasta en 90% las emisiones de carbono en 2050, afirma reporte

martes, 22 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con una inversión del 2% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, equivalente a 1. 83 billones de dólares por año, se podrían reducir las emisiones urbanas de carbono hasta en 90% para 2050, afirmó Robin King, embajadora del Reporte de la Coalición por la Transformación Urbana, en el “Foro para la Transformación Urbana: Mejores Ciudades para Todos”. Durante la presentación del informe “Emergencia Climática. Oportunidad Urbana”, la especialista urgió a los gobiernos de todo el mundo a coordinar acciones para poner a las ciudades al centro de la estrategia climática, lo que no sólo traería beneficios en productividad y mejoras en la salud pública, sino que representaría un retorno económico de hasta 23.9 billones de dólares en términos actuales. De estos ahorros, indicó, 58% proviene del sector de la construcción, 21% del transporte, 16% de la eficiencia de materiales y 5% de los desechos urbanos. En el caso de México, aseguró, cumplir con el límite de partículas contaminantes PM 2.5 evitaría perdidas económicas por 45 mil millones de pesos y alrededor de 2 mil 170 muertes prematuras. De acuerdo con el informe, más de la mitad de la población vive en áreas urbanas, las cuales producen 80% del PIB y tres cuartos de las emisiones de carbono por el uso final de energía. En contraparte, menos de dos de cada cinco países cuentan con una estrategia nacional explicita para las ciudades y solo siete de ellos tienen una política urbana nacional para atender específicamente la mitigación climática en las ciudades. Además,  mil millones de residentes en las ciudades viven en condición de precariedad sin acceso a vivienda digna, agua potable o salud pública y demasiados trabajadores laboran en condiciones inseguras por menos de un salario digno. Ante ello, el reporte Emergencia climática recomienda a los gobiernos seis acciones para lograr el desarrollo sostenible y equitativo de las urbes de todo el mundo, como son: una estrategia que busque  la prosperidad compartida y la neutralidad del carbono, con el desarrollo urbano como eje fundamental; regulaciones al uso de suelo y construcción que limitan una mayor densidad; la prohibición de venta de vehículos que  utilicen combustibles fósiles y la adopción de alternativas verdes al acero y el cemento. Además, sugiere, eliminar los subsidios a los combustibles fósiles, regular los precios del carbono, y gravar su uso; reformar los impuestos a la tierra y a la propiedad; la transición de industrias basadas en combustibles fósiles; aumentar el presupuesto de investigación para el combate a la emergencia climática; utilizar los presupuestos nacionales de transporte para movilidad activa y transporte público, así como construir un sistema multilateral que promueva ciudades inclusivas y neutrales en carbono, en consonancia con las estrategias al Acuerdo de París y a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Desde el Centro Cultural universitario Tlatelolco donde se lleva a cabo el foro, Carina Arvizu, subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) expresó que en el país se necesitan seis millones de acciones de vivienda, 40% de ellas sólo en adecuaciones. Adriana Lobo, directora ejecutiva del Instituto de Recursos Mundiales México (WRI México), comentó que el cambio climático cobra una factura muy alta a causa de los desastres naturales, pues en México, “sólo ocho estados representan casi 70% del gasto para reconstrucción”. Por su parte, Javier Jileta, director general para la Vinculación con Organizaciones de la Sociedad Civil de la SRE, advirtió que “el planeta que conocieron va a cambiar en las próximas décadas, independientemente de si logramos los compromisos ambientales”. Solo en el rubro del cambio climático el gobierno británico ha invertido más de 280 millones de dólares, indicó la embajadora adjunta de la Embajada Británica en México, Amy Clemitshaw. Durante la inauguración del foro, y a través de un mensaje por video,  Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) destacó la urgencia de construir una movilidad urbana sostenible, pues “para 2020, más de 80% de la población de América Latina y el Caribe vivirá en zonas urbanas”. Asimismo, indicó que será en las ciudades donde se ganara la batalla para la sostenibilidad, pues en ellas el sector transporte contribuye con 18.5% de las emisiones de contaminantes globales y representa  alrededor del 25% de la demanda mundial de energía, así como del 61% del consumo anual del petróleo y en los últimos 10 años ha duplicado su flota de vehículos. El Foro para la Transformación Urbana concluirá mañana con la firma del convenio del Comité Técnico de la Coalición por la Transformación Urbana en México, con representantes gubernamentales, de la cooperación internacional y la sociedad civil organizada.