Nacional

Por covid-19, bajan secuestros... pero sube violencia doméstica

El confinamiento por la pandemia de covid-19 provocó la baja en delitos como secuestro, pero aumentó la violencia doméstica, feminicidios y violación, alertó Semáforo Delictivo
jueves, 22 de octubre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al cierre del tercer trimestre del año, que abarca de enero a septiembre de 2020, se reportó una ligera baja en los delitos en el Semáforo de Delitos de Alto Impacto, principalmente por la pandemia de SARS-CoV2 causante del covid-19, pues las cifras son similares al año pasado, pero donde el semáforo siguió en rojo en la mayoría del país fue en los delitos socio-familiares, incrementando en las violaciones de menores de edad porque los delitos eran cometidos en casa.

“El confinamiento ha incrementado la violencia familiar, el feminicidio y la violación de menores de edad. Todos estos delitos se cometen en casa y el confinamiento ha incrementado el riesgo. En los últimos meses los vemos en rojo (los semáforos). Urgimos a las autoridades federales, estatales y municipales a una estrategia preventiva para paliar el riesgo”, señaló Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo.

En conferencia de prensa virtual, desde Monterrey, Nuevo León, señaló a 10 estados en rojo por delitos cometidos por el crimen organizado, que hay 26 mil 231 víctimas de homicidio en lo que va del año y en nueve entidades se concentra el 63% de los homicidios en el país.

En los delitos de homicidio, secuestro, extorsión, narcomenudeo y robo de vehículos, los peor evaluados son: Colima, Baja California, Zacatecas, Quintana Roo y Guanajuato. Las mejor evaluadas son: Chiapas, Coahuila, Nayarit y Tamaulipas.

“El homicidio tuvo una ligera reducción en septiembre, pero aun así este año cerraremos con casi 35 mil víctimas de homicidio. Al cierre del noveno mes ya llevamos 26 mil 231 víctimas. El 63% del homicidio está concentrado en nueve estados: Guanajuato, Baja California, Chihuahua, Estado de México, Michoacán, Jalisco, Sonora, Veracruz y Guerrero. Es por mucho, el peor arranque del sexenio y una clara muestra de que la estrategia para reducir la violencia extrema en el país no va por buen camino”, comentó.

De acuerdo con su análisis, ocho de cada diez homicidios son ejecuciones por bandas del narcotráfico provocado por el mercado negro de drogas, por lo que, añadió, mientras el gobierno federal siga evadiendo el tema de la regulación de las drogas como estrategia para debilitar económicamente a los cárteles siguiendo viendo tasas muy altas de homicidio en el país y las mafias de la droga se seguirán peleando el territorio “con plata y con plomo”, añadió.

“Nos preocupa que el gobierno federal evada su responsabilidad en este tema y pretenda culpar a los estados e intente resolverlo con más militarización y tratar de salir del paso con mensajes confusos, en lugar de hacer lo correcto que es –insistió—regular las drogas que tienen mercado negro en el país, fortalezca a las policías municipales, mejore la coordinación de los estados, acepte los problemas y, sobre todo, acepte las soluciones, vengan de donde vengan”, pidió.

Como el 2020 fue un año atípico por la pandemia de Covid-19, las cifras de algunos delitos se redujeron “artificialmente” por el confinamiento. Estos son: secuestro, extorsión, robo de vehículos, robo a casa, robo a negocio y lesiones dolosas. Pero en la medida que la movilidad de la población aumenta, se incrementarán los delitos, indicó.

¿Qué es el Semáforo Delictivo?

Es una herramienta de rendición de cuentas, evaluación y análisis para comprender la violencia en México y el comportamiento de la misma comparando a unos estados con otros y entre ellos cada cierto periodo de tiempo. Se puede consultar en www.semaforo.mx.

Roel estudió derecho pero nunca ejerció. Tiene una maestría en Administración Pública por el TEC de Monterrey. Es empresario de bienes raíces y antes de fundar y dirigir el Semáforo Delictivo fue consultor de gobiernos en materia de seguridad.