CDMX

#AbrimosOMorimos: restauranteros hacen cacerolazo en CDMX y Edomex y exigen los dejen abrir

Durante el fin de semana los restauranteros habían amagado con abrir pese a que el semáforo sigue en rojo por la pandemia de covid-19, pero algunos prefirieron protestar ante el amago de clausura hechas la víspera por la jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum.
lunes, 11 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Para exigir que los dejen abrir sus restaurantes, este lunes frente a las oficinas del Gobierno de la Ciudad de México, dueños y empleados de estos comercios hicieron sonar sus cacerolas y programaron otro “cacerolazo” para este 12 de enero, a las 13:00 horas, pues exigen que sus actividades de venta de alimentos al público se consideren esenciales.

Durante el fin de semana habían amagado con abrir pese a que el semáforo sigue en rojo por la pandemia de covid-19, pero algunos prefirieron protestar ante el amago de clausura hechas la víspera por la jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum y su anuncio de operativos por parte del Instituto de Verificación Administrativa (Invea).

 “Se hará el apercibimiento y si es el caso, la sanción correspondiente y espero que sean muy pocos. El día de mañana hay otra reunión a las 18:00 horas para seguir trabajando en la manera que pudieran abrir en su momento los restaurantes con normas específicas y al mismo tiempo los beneficios económicos que hemos dado”, añadió.

Después del regreso al semáforo rojo, el 19 de diciembre de 2020, Sheinbaum anunció el programa “Apoyo Emergente a personas que trabajan en restaurantes formales y no formales” de 2 mil 200 pesos, como pago único, dirigido a cien mil personas trabajadoras, lo cual no ha sido suficiente para apoyar a toda la industria.

La mañana de este lunes, alrededor de 40 personas se quejaron de que al comercio informal sí se le permite trabajar y a ellos que tienen sus lugares establecidos se los prohíben. Amagaron con empezar a vender en la vía pública porque sus negocios ni los empleados aguantan más sin laborar, tras un año de pandemia.

“Abrimos o morimos” fue el lema con el que iniciaron sus protestas desde el fin de semana, con la carta abierta publicada en redes sociales.

“Los diferentes restaurantes, fondas, cafeterías, comercios de barrio y restaurantes de mediana capacidad, el día de hoy estamos aquí para hacerles saber a nuestras autoridades que nos estamos extinguiendo. Vamos a empezar con un minuto de ‘cacerolazo’, para empezar este evento”, señaló una mujer restaurantera.

También en Toluca, Estado de México, frente al Palacio de Gobierno decenas de meseros, garroteros, franeleros y dueños de restaurantes protestaron con un “cacerolazo” para que les dejen abrir sus establecimientos.

Desde el 7 de enero, con el hashtag #Abriromorir los restauranteros pidieron que sus negocios sean considerados como una actividad esencial.

“Los periodos de gracia con nuestros acreedores se han terminado, tenemos el agua hasta el cuello porque debemos seguir pagando impuestos, licencias, servicios y con las puertas cerradas es imposible, ya no solo para pagar deudas, sino sobrevivir”, redactaron en la carta abierta de la industria restaurantera de la Ciudad de México y del Estado de México.

“Este es un llamado de auxilio: NOS ESTÁN EXTINGUIENDO. ¡YA NO PODEMOS MÁS! ¡No condenen a sus trabajadores al desempleo ni a miles de negocios a la quiebra!”, reclamaron a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza.

El 18 de diciembre del año pasado, un día antes de que se declarara semáforo rojo en estas dos entidades de la Zona Metropolitana, Sheinbaum y Del Mazo explicaron que los restaurantes solo podrían habilitar el servicio a domicilio.

Los restauranteros destacaron que desde el inicio de la pandemia a la fecha han cerrado 13 mil 500 establecimientos de la Zona Metropolitana del Valle de México.

“Es una muerte lenta y dolorosa porque implica perder el patrimonio de miles de personas y, por consiguiente, de la seguridad de un ingreso para millones de familias. Se está condenando a miles de personas al desempleo”, añadieron.

La carta abierta fue firmada por directivos de IHOP, Fisher’s, y otras más de 600 personas representando al gremio restaurantero de la Ciudad y el Estado de México.

 

Comentarios