migrantes

EU declina criticar o hacer recomendación a México sobre militarización de sus fronteras

“No hemos hablado específicamente de cómo desplegar la Guardia Nacional, no queremos criticar ni dar recomendaciones”, dijo en teleconferencia de prensa, Roberta Jacobson, Asistente Especial de Biden y Coordinadora de la Frontera Sur.
viernes, 29 de enero de 2021

WASHINGTON (apro) – El gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declinó criticar o hacer recomendaciones al de su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de mantener la presencia de la Guardia Nacional en las fronteras mexicanas sur y norte.

“No hemos hablado específicamente de cómo desplegar la Guardia Nacional, no queremos criticar ni dar recomendaciones”, dijo en teleconferencia de prensa, Roberta Jacobson, Asistente Especial de Biden y Coordinadora de la Frontera Sur.

En entrevista con Proceso, Marcelo Ebrard, el Secretario de Relaciones Exteriores de México, indicó que pese a los cambios inmediatos en materia migratoria que instrumentó el presidente Biden, el gobierno mantendría el despliegue de la Guardia Nacional en sus fronteras.

Ebrard aclaró que los elementos de la Guardia Nacional que vigilan la frontera sur y norte de México continuarán realizando operaciones migratorias, específicamente la región limítrofe del sur para garantizar el flujo ordenado de migrantes centroamericanos hacia Estados Unidos.

Jacobson, exembajadora de Estados Unidos en México, aclaró que el tema de la Guardia Nacional no fue abordado ni en la conversación telefónica que sostuvieron Biden y López obrador la semana pasada, ni en la de hace unos días entre Ebrard y Antony Blinken, Secretario de Estado.

“Lo que hemos hablado es que tenemos que trabajar juntos en ese tema (migración ordenada), por definición la migración es un tema bilateral y multilateral y si no cooperamos con nuestros vecinos no podemos resolver los problemas y ayudar a los migrantes”, acotó Jacobson.

La Guardia Nacional ha impedido el ingreso al territorio mexicano por la frontera sur de miles de migrantes procedentes de países centroamericanos, con la idea de que con los cambios instrumentados por Biden podrán entrar y ser recibidos en Estados Unidos.

“No es el momento de viajar a la frontera”, recomendó Jacobson a los migrantes mexicanos y centroamericanos que pretenden entrar a los Estados Unidos por la frontera norte mexicana, argumentando que tomará tiempo cambiar las reglas de inmigración de su país.

“La situación en la frontera no ha cambiado, no se pongan en peligro a ustedes mismos, a sus familiares o sus acompañantes, las leyes migratorias no van a cambiar de noche a día; es peligroso por la pandemia”, matizó la exembajadora Jacobson.

La Coordinadora de la Frontera Sur en el gobierno de Biden, en su advertencia a los migrantes que los traficantes de personas en la frontera norte les están mintiendo de que con Biden ahora la política de su gobierno es fronteras abiertas.

Entre los migrantes centroamericanos circula la versión de que si entran ahora a Estados Unidos eventualmente su situación de estancia y laboral se regularizara como parte de su proyecto de ley de reforma a las leyes de inmigración que envió al Congreso federal el pasado 20 de enero.

“Los que no están ahora en Estados Unidos no serán beneficiados, (la reforma) no es para lo que están afuera, es para los que llegaron antes del 1 de enero de 2021; el reto es difundir la información correcta y no ayudar a los traficantes a difundir mensajes falsos”, destacó Jacobson.

La asesora de Biden en seguridad fronteriza y temas migratorios, añadió que tanto Estados Unidos, Mexico, El Salvador, Guatemala y Honduras, deben trabajar conjuntamente para anular las causas del éxodo migratorio por la falta de oportunidades económicas y la inseguridad.

Como prioridad de este objetivo Jacobson citó la erradicación de la pobreza, corrupción y la violencia.

Adelantó que el gobierno de Biden redefinirá sus políticas migratorias de manera integral y humana, reconfigurando el proceso de asilo en su país para hacerlo más rápido y justo, reunificando familias separadas por las políticas migratorias recientes ya anuladas y sin descuidar el tema de la seguridad fronteriza y de salud pública.

 

Comentarios