Tabasco

El gobernador de Tabasco niega compra de insumos a primo del director del Insabi

El gobernador Adán Augusto López acusó al periodista Carlos Loret de Mola de mentir respecto a la supuesta compra de su gobierno y del IMSS-Tabasco de más de 110 millones de pesos de insumos médicos a una constructora propiedad del primo del director del Insabi.
domingo, 31 de enero de 2021

VILLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx).- El gobernador Adán Augusto López Hernández acusó al periodista Carlos Loret de Mola de mentir “con contumacia” respecto a la supuesta compra de su gobierno y del IMSS-Tabasco de más de 110 millones de pesos de insumos médicos a una constructora propiedad de José Rubén Ferrer del Río, primo del director del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar.

"Señor Loret lo reitero, usted miente con contumacia, el Gobierno de Tabasco no ha celebrado con el señor Ferrer ningún contrato de adquisición de medicamentos o equipo médico”, replicó el mandatario morenista en su cuenta de Twitter.

Explicó que el Instituto de Seguridad Social del Estado (ISSET), donde según el portal Latinus -que dirige Carlos Loret de Mola- se hizo una compra por 48 millones de pesos, es un organismo desconcentrado con personalidad jurídica y patrimonio propios.

“Ahora bien, entiendo que su persistente mentira se debe a los compromisos que usted mantiene con quienes en pasadas administraciones mantuvieron intereses económicos y políticos en Tabasco”, escribió.

  

“Nosotros no somos iguales a esos que hoy le patrocinan, hoy el sector salud de Tabasco es un orgullo, terminamos de construir y equipamos el hospital de Comalcalco que estaba abandonado desde hace 12 años, recibimos el sector salud con 34 ventiladores de los cuales no funcionaban ni 20, hoy tenemos 225 camas con ventilador para atención de pacientes covid”, manifestó.   

“Ya otro día le daré más detalles de los avances del sector salud en Tabasco", agregó.

Según el reportaje de Latinus, presentado por Carlos Loret, entre el 30 de abril y el 14 de octubre del 2020, el ISSET adjudicó directamente 7 contratos a la compañía “CM del Golfo”, propiedad del constructor, José Rubén Ferrer del Río, por 48 millones de pesos para adquisición de 90 mil batas quirúrgicas, 57 mil cubrebocas n95, 12 mil overoles, así como miles de sábanas, guantes, caretas, termómetros, cánulas, vendas y medicamentos.

Los contratos fueron firmados por Ferrer del Río y Fernando Mayans Canabal, director del ISSET y hermano del consejero independiente de Petróleos Mexicanos (Pemex), Humberto Domingo Mayans Canabal.   

Por su lado, el IMSS-Tabasco, en los últimos diez meses de 2020 asignó a la misma constructora 23 contratos directos por casi 15 millones de pesos de insumos médicos, firmados supuestamente por Pedro Sánchez Asencio, coordinador local de abastecimiento y equipamiento.

El 21 de mayo, entre las 8 y 10:15 de la mañana, Sánchez Ascencio firmó otras actas que representan contratos por 3 millones 800 mil pesos para la empresa del primo del titular del Insabi.

Además, GM del Golfo fue presuntamente beneficiada por el gobierno de Chiapas con cuatro contratos directos por 48.8 millones de pesos, para  insumo médicos similares a los comprados en Tabasco, pero a precios más altos.

En la denuncia también se destaca que en agosto de 2020 el gobierno de Tabasco, a través de la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (Sotop) adjudicó a CM del Golfo la segunda etapa de un distribuidor vehicular en Villahermosa, junto con las compañías Ingeniería y Desarrollo Urbano, SA de CV y Merodio Construcciones, SA de CV, por un monto de 115 millones 975 mil pesos.

Asimismo, se resalta que también el año pasado, Alberto Ferrer Aguilar, director de Obras del municipio de Centro (cabecera de Villahermosa) y hermano del director del Insabi, Juan Ferrer, firmó con CM del Golfo tres contratos por 71 millones de pesos para rehabilitación del asfalto en diversas calles de esta capital.

Ayer, el gobernador Adán Augusto ya había negado la compra de insumos médicos al constructor José Rubén Ferrer, en respuesta al periodista tabasqueño, Antonio Villegas Villamil, quien a través de las redes sociales cuestionó al gobierno estatal sobre la denuncia del portal Latinus.

“AMLO siempre se ha preguntado, ¿qué hacían políticos vendiéndole medicinas al gobierno? Ahora en Tabasco, ¿qué hace un constructor primo del director del Insabi vendiéndole material médico al gobierno de adan_augusto? Es la misma porquería del pasado, pero ahora en la 4T”, escribió Villamil en twitter.

Y el gobernador Adán Augusto le respondió:

“Toño me extraña que le creas a ciegas a Loret (por cierto quienes son los que con intereses políticos o económicos en Tabasco son sus socios en latinus). En la secretaría de salud de mi gobierno no se le ha comprado equipo médico o medicamentos a José Rubén Ferrer. ¿Donó 5 o seis ventiladores a la secretaría de salud? Si es cierto. ¿Que asociado con otras 2 empresas tabasqueñas ganó licitación de 2da etapa de distribuidor vial? Si es cierto, fue una licitación pública nacional y la que ellos presentaron fue la mejor propuesta técnica y económica”.

Añadió.

“Toño no hay ninguna trampa discursiva, no puede haber ilegalidad o inmoralidad en un hecho que es falso, lo reitero, el Gobierno de Tabasco y la Secretaría de Salud del estado no tienen nada que ver en esas adquisiciones a que se refiere el señor Loret”.

Y agregó:

“Fíjate que este gobierno ha invertido en dos años en obra pública más que en los últimos dos sexenios y ahí está la calidad de las obras y la transparencia en las licitaciones y 98 %de obras ejecutada por empresas tabasqueñas”.

El actual ISSET fue creado por el gobierno de Tabasco en el año de 1960 con el nombre de Dirección de Pensiones Civiles del Estado, como un organismo descentralizado con personalidad jurídica propia, para atención médica de empleados del gobierno y pensionados, así como para el otorgamiento de préstamos hipotecarios.

En diciembre de 1980, mediante decreto número  2016 publicado en el suplemento número 3994 del Periódico Oficial del Estado, se constituyó el ISSET.

La compañía CM del Golfo fue constituida en 2004 por José Rubén Ferrer del Río, quien, durante el truncado gobierno de Salvador Neme Castillo, que solo gobernó tres años de enero de 1989 a enero de 1991, fue agente policiaco.

En diciembre pasado, Mauro Winzig Negrín, primer concejal del municipio de Macuspana, donde nació el presidente Andrés Manuel López Obrador, denunció que el ayuntamiento fue “lacerado brutalmente” e “hipotecado” durante diez años con 496 millones de pesos, mediante un fideicomiso por el cual se privatizó el alumbrado público.

El fideicomiso fue aprobado por el exalcalde priista, José Eduardo “Cuco” Rovirosa Ramírez, que gobernó el trienio 2016-18 y tiene reprobada sus últimas dos cuentas públicas por “saquear” el municipio, así como más de diez denuncias penales federales y locales, y ahora se promueve para ser de nuevo candidato a la alcaldía por el PES.

Según documentos oficiales, el contrato se realizó mediante una Asociación Público- Privada (APP) con la empresa ACEPTUC, SA de CV, propiedad del constructor José Rubén Ferrer del Río.

En 2019, el gobierno de Tabasco asignó otro contrato a CM del Golfo, el CEAS-RAMO-23-009/2019 para rehabilitación y mantenimiento de la planta potabilizadora ‘El Mango’ del municipio de Nacajuca, por 57 millones 382 mil pesos.

Comentarios