AMLO

En inauguración de obra en Oaxaca, AMLO defiende su decreto sobre proyectos de infraestructura

Apenas el lunes 22 de noviembre de 2021, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, publicó un acuerdo donde declara de interés público y de seguridad nacional la realización de prácticamente todo tipo de proyectos y obras a cargo del gobierno federal.
lunes, 29 de noviembre de 2021

OAXACA, Oax. (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que lo que sus adversarios, los conservadores, tachan como “una dictadura” o “un golpe de Estado”, “ni siquiera es un decreto, ni siquiera es una iniciativa de ley”, es un acuerdo para seguir sirviendo al pueblo.

“Los adversarios, los conservadores llegaron a decir que ya era una dictadura, que ya había dado con ese acuerdo un golpe de Estado, nada, es que tenemos que apurarnos para seguir sirviéndole al pueblo, resolver todos los problemas y vamos a resolver el problema de salud a fondo, mi sueño es que se convierta en realidad que la gente pueda ser atendida por un médico cuando se requiere y se le entreguen todas sus medicinas y que toda la atención medica sea gratuita”, dijo.

Apenas el lunes 22 de noviembre de 2021, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, publicó un acuerdo donde declara de interés público y de seguridad nacional la realización de prácticamente todo tipo de proyectos y obras a cargo del gobierno federal, situación que generó reacciones de sus adversarios.

Durante la inauguración del camino de concreto hidráulico a San Jerónimo Taviche, que tiene una longitud de 11.5 kilómetros y tuvo una inversión de 49.45 millones de pesos y beneficiará a una población de mil 750 habitantes de las comunidades de San Jerónimo Taviche, Guegonivalle, Portillo el Guayabal, Pozo de Canela y Mina Santa Inés, el presidente reconoció que “nos ha costado porque había una mafia”.

“Fíjense cuanto tiempo nos ha llevado arrancar esa mafia desenraizarla, tres años porque estaban bien amacollados, bien protegidos, acaparaban la venta de los medicamentos al gobierno y la distribución. Diez empresas eran las que les vendían al gobierno 100 mil millones de pesos de medicinas de mala calidad y a veces hasta adulteradas, hacían siempre su agosto y no había medicinas en centros de salud ni en hospitales”, dijo.

Entonces, agregó, “nos ha llevado mucho tiempo modificar las leyes porque no se podía comprar la medicina en el extranjero, ellos tenían el control completo del mercado interno de los medicamentos, tuvimos que modificar leyes, enfrentar resistencias hasta al interior del mismo gobierno porque nos dejaron un elefante echado, eso era el gobierno, un elefante echado reumático y mañoso, que ya lo paramos y ya se le está terminando la enfermedad de la reuma, ya está caminando, tenemos que seguir empujando”.

Consideró que “no es fácil porque así como las medicinas, hay falta de médicos y especialistas porque estos corruptos del periodo neoliberal o neoporfiristas rechazaban a los jóvenes y ahora nos faltan médicos en un 50%, por eso creamos escuelas de medicina y abriendo espacios para formar especialistas y mandar a estudiar a médicos especialidades en el extranjero”.

“Por eso es muy importante el apoyo del pueblo y las autoridades a mí me alivian, como presidente me alivianan la carga, porque no puedo con todo. Necesitamos distribuirnos que haya una división de trabajo y que participe la gente”, puntualizó.

De igual forma, destacó que ya se aprobó el aumento en la pensión de adultos mayores, a becas para estudiantes de familias pobres, para pensión de niños y niñas con discapacidad, para el programa sembrado vida, y para la escuela es nuestra.

Mencionó que ya tienen el presupuesto autorizado para que se incremente, en alrededor de 50 mil millones de pesos, el derecho a la salud, atención médica y medicamentos gratuitos.

Por lo pronto, dijo que “ya tenemos el compromiso de que van a distribuirse los medicamentos hasta la unidad médica más apartadas, sí como llegan los refrescos y las sabritas, ¿cómo no van a llegar las medicinas? Me canso ganso”.

Antes, agradeció la construcción de este camino de los dos municipios (San Pedro y San Jerónimo Taviche) de usos y costumbres porque “es una demostración que se puede gobernar con el pueblo, que el pueblo puede ser el gobierno, esa es la democracia, el gobierno del pueblo para el pueblo y con el pueblo”.

Dijo que este tramo lo hicieron en siete meses, con fuerza de trabajo y revolvedoras con el costo que no llega a 50 millones, menos de cinco millones por kilómetro.

Y reiteró su compromiso que no va a quedar una cabecera municipal sin un camino como este “tenemos que construir más de 200, ya llevamos un buen avance, pero son más de 3 mil kilómetros. Es una distancia como de Acapulco a Tijuana lo que tenemos que terminar a finales de 2023, ya no hablar en 2024, aunque termina en septiembre de 24, esperamos terminar las obras en el 23”, puntualizó.

Comentarios