UNAM

Regreso a aulas en la facultad de ingeniería de la UNAM, en riesgo por incumplimiento de acuerdos

La comunidad de la Facultad de ingeniería pide el cumplimiento de los dos pliegos petitorios entregados a las autoridades de esa escuela, los cuales tienen que ver con las condiciones de trabajo de la plantilla de profesores y la violencia de genero.
viernes, 28 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El regreso a clases presenciales corre el riesgo de no iniciar en la facultad de Ingeniería de la UNAM ante el incumplimiento de los puntos de los dos pliegos petitorios entregados a las autoridades de esa escuela, los cuales tienen que ver con las condiciones de trabajo de la plantilla de profesores y la violencia de genero.

Sobre todo, esta última demanda, misma que detonó el paro de actividades a ese plantel desde hace dos meses.

El 21 de marzo pasado, en efecto, la comunidad de la Facultad de Ingeniería determinó iniciar un paro indefinido y unirse a las escuelas y facultades de la UNAM que detuvieron sus actividades en protesta por la falta de pagos a profesores y adjuntos durante la pandemia de covid-19.

El movimiento en el plantel fue impulsado por la Asamblea General de la Facultad de Ingeniería (AGFI), pero también por las Mujeres Organizadas de la Facultad de Ingeniería (MOFIn), quienes apoyaron en la redacción del pliego petitorio y en la difusión de las actividades de la AGFI.

Desde entonces la AGFI ha organizado una serie de mesas de diálogo para discutir los puntos del pliego petitorio y exigir una mejora en las condiciones laborales de los docentes en el plantel.

En este contexto, la comunidad también retomó las demandas de las mujeres de la Facultad respecto a la violencia de género, ya que el pliego petitorio que redactaron en noviembre de 2019 no había recibido respuestas por las autoridades.

En abril pasado MOFIn y las autoridades retomaron las mesas de diálogos para avanzar en los acuerdos, pero los avances han sido mínimos. Las integrantes de MOFIn han denunciado que las autoridades asisten a las mesas de diálogo, pero no han materializado sus propuestas y compromisos.

Además, el colectivo ha sido víctima de burlas y amenazas de parte de la comunidad del plantel, que ha intentado deslegitimizar el movimiento. Mismas que fueron condenadas por las autoridades del plantel.

Por el momento las negociaciones continúan y el paro indefinido se levantará hasta que las autoridades den solución a ambos pliegos petitorios.  

Comentarios