Metro

Dos hermanas, víctimas del accidente en el Metro; Tania está delicada y Nancy murió

Nancy, de 22 años, murió en el accidente de la Línea 12 del Metro, mientras que su hermana, Tania, de 15 años, se encuentra hospitalizada con fractura de cadera y una hemorragia interna.
martes, 4 de mayo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– A las diez y media de la noche del 3 de mayo, la familia de Tania y Nancy Lezama Salgado las esperaba en su casa cuando supieron que una estructura de la estación Olivos de la Línea 12 del Metro colapsó ocasionando que se desplomaran dos vagones, en el peor accidente del que se tenga memoria en el sistema de transporte colectivo. Ellas viajaban en uno de ellos, venían juntas.

Nancy de 22 años, salió de trabajar de Las Antenas, cenó con su novio Enrique, y se quedó de ver con su hermana Tania de 15, para irse juntas a casa y encontrarse con sus papás en Peña Alta, Tláhuac.

Cuando Humberto Lezama y Leticia Salgado supieron de esta tragedia, corrieron a la estación Olivos.

En medio del caos, las ambulancias, los vagones colgando, el miedo y la confusión, la señora Leticia vio a su hija menor en una camilla. La llevaron al hospital de Tláhuac y luego la trasladaron al de Xoco, en Coyoacán, donde este martes sus familiares esperan su recuperación.

“Tania está delicada, tiene hemorragia interna y tiene fractura en la cintura y requiere de operación, y le van a poner dos clavos, pero no la pueden operar porque tiene la hemorragia, hasta que la estabilicen. También tiene un golpe en la cabeza”, dice Aracely Vázquez Lezama, prima de Tania y Nancy, quien se encuentra afuera de Xoco con sus familiares.

Ella cuenta que cuando el vagón comenzó a caer tras vencerse una trabe, mucha gente al intentar salvarse, pasó encima de ella.

“Le dañaron los intestinos”, dice su prima, “porque es donde tiene la hemorragia”, añade.

Las primeras palabras de Tania al ver a su mamá en el hospital fueron: “Por favor, busquen a mi hermana”.

Y así fue. De hecho, desde el momento en el que supieron del incidente, sus padres, primas, primos, tías, tíos, toda la familia comenzó la búsqueda para encontrar a su hermana.

Mientras el gobierno de la Ciudad de México retiraba los dos vagones que cayeron anoche del viaducto elevado, la familia de Nancy y Tania recorrió todos los hospitales. Según contaron, fueron al hospital de Balbuena, al de Iztapalapa, al 20 de noviembre, a Xoco, y nadie les daba ninguna información.

Difundieron las señas particulares de Nancy: una joven que tiene brackets y un tatuaje en la mano izquierda, una rosa.

Dulce Vázquez, otra de sus primas, publicó un video en redes sociales pidiendo ayuda para localizarla. También difundió una lista de personas heridas y desaparecidas.

Alguien les dijo que 25 cuerpos, cinco identificados y 20 no, aguardaban en la coordinación territorial 6 Iztapalapa para el reconocimiento de familiares.

Horas después, la familia de Nancy la encontró en el Servicio Médico Forense (Semefo).

Esta noche, Nancy es velada en su domicilio, a donde se dirigía el lunes 3 de mayo, pero nunca llegó víctima de un accidente. 
 

Más de

Comentarios