Sergio Mayer Bretón

Sergio Mayer fue hospitalizado y este es su diagnóstico hasta ahora

Descartan envenenamiento o coronavirus en el caso del exdiputado federal y actor.
martes, 14 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El supuesto envenenamiento por el que el exdiputado federal Sergio Mayer había sido hospitalizado el fin de semana resultó ser un virus que le provocó hipoacusia súbita e insuficiencia renal, informó su esposa, la actriz Issabela Camil.

“Un virus que se originó en el oído. Eso ya lo había padecido hace 3 años en la campaña, le atacó un virus al oído y casi lo pierde, seguramente eso ya lo saben. Regresó y ahora atacó el esófago, le encontraron unas úlceras, en fin, se complicó, pero ya está estable, ya está muy bien”, señaló en entrevista con el programa Sale el Sol.

Los doctores no tienen un diagnóstico exacto sobre el padecimiento del actor, productor y defensor de animales.

“Lleva tres tratamientos en la cámara hiperbárica. Al parecer son diez. Me comentó ayer que empezó a escuchar un poquito, que escuchó como le tronaba algo en el oído y recuperó parte del oído, pero no al cien por ciento todavía. Está apenas escuchando un poquito, me dijo que muy bajito, pero bueno, al menos se está recuperando”, comentó a Uniradio Informa, este 14 de septiembre.

El propio Mayer, entrevistado por la conductora Azucena Uresti, en Radio Fórmula, confirmó lo dicho por su esposa, y descartó haber sido hospitalizado por covid-19. No mencionó nada del supuesto envenenamiento.

“Estoy un poco delicado, pero ya estable. Me han estado haciendo análisis desde el viernes, para saber por qué me dio este virus. Es algo que le da a una persona entre cien mil. Me han hecho pruebas de todo”.

El virus que lo atacó y provoca hipoacusia súbita no solo afecta al oído, sino también a la garganta, al estómago, los riñones. “Estoy yendo a unas terapias… me están haciendo análisis todos los días. Estoy en buenas manos y saldré adelante”, afirmó.

Descartó que fuera coronavirus, sino algo que deterioró rápidamente su salud y le afectó el oído izquierdo. “Se llama hipoacusia súbita, donde pierdes el oído en horas y hay que trabajar porque si no es irreversible y se pierde completamente”.

Le están aplicando resonancias magnéticas para descartar tumores que le estén afectando el oído, indicó. Señaló que ya se hicieron una endoscopía, limpieza y que tiene mucho dolor en su garganta.

Por la mañana, antes de ser entrevistado en el programa Hoy de Televisa, para hablar de la denuncia por tráfico de influencias interpuesta por Héctor “N”, en su contra, se mencionó que desde el viernes se supo de su hospitalización e incluso hablaron de un posible envenenamiento.

“@sergiomayerb se encuentra delicado de salud, perdió el 90% de su oído izquierdo. ¡No es covid-19! Ni está intubado. No habrá comunicado. Desde el viernes está en tratamiento. Es una intoxicación muy fuerte y se sospecha envenenamiento. Ahora está siendo trasladado a otro hospital para seguir con su tratamiento”, difundió el lunes la cuenta del programa estadunidense Despierta América en Instagram.

Este martes tenía audiencia por la denuncia por tráfico de influencias que interpuso el actor Héctor Parra, preso en el Reclusorio Oriente acusado de abuso sexual de la hija que tuvo con la actriz Ginny Hoffman, ante la Fiscalía General de la República (FGR) el 1 de septiembre pasado, por haber abusado de su poder como diputado federal para que lo detuvieran de manera preventiva, en lo que se realizan las investigaciones.

Además, Mayer enfrenta otra denuncia por el mismo delito, interpuesta por Alonso Baceiro, exabogado de Ginny Hoffman, quien dejó el caso por inconsistencias, dijo el 15 de junio en el programa De primera mano.

“Cualquier abogado sabe que no tiene nada que hacer un diputado (Mayer) yendo a presentar denuncias porque eso rompe el equilibrio procesal. Me sorprende mucho que el (ex) diputado diga que él acompañó a Ginny y a su hija a presentar la denuncia cuando mi despacho ya había presentado la demanda.

“No debería estar diciendo esto, pero como abogado mi deber es hacer justicia. Estar influyendo en procesos judiciales tiene nombre y una sanción. Es tráfico de influencias”.

En redes sociales, una usuaria no creyó que lo hubieran envenenado y consideró muy “conveniente” su hospitalización cuando este martes le tocaba acudir a la audiencia por la denuncia en su contra hecha por Héctor Parra, “que está por cierto encarcelado”, por tráfico de influencias.

 

Comentarios