Estados Unidos

Un "éxito" el Diálogo Económico de Alto Nivel en Washington: delegación mexicana

La delegación del gobierno de México calificó como un “éxito” el Diálogo Económico de Alto Nivel en Washington, aunque no pudo concretarse una fecha para la reunión entre Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden.
jueves, 9 de septiembre de 2021

WASHINGTON (apro).- La delegación del gobierno de México calificó como un “éxito” el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) en Washington, aunque no pudo concretarse una fecha precisa para asuntos como la reunión entre los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden.

“Va a haber un encuentro, no hay una fecha exacta, pero va a ser este año”, declaró en conferencia de prensa el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, respecto de la reunión presidencial que se había planeado para finales de este mes en la capital mexicana.

Ebrard, quien encabezó la delegación mexicana en su visita a la capital estadunidense, no precisó si el encuentro entre los presidentes de Estados Unidos y México s se llevaría a cabo en este último país.

Cuestionado sobre otro asunto que en su momento López Obrador manejó como importante para la relación con Estados Unidos: si el gobierno de Biden dejará de financiar a la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), Ebrard dio una respuesta ambigua.

“No puedo dar a conocer la respuesta que nos dieron hace mucho tiempo”. Y cuando se le preguntó si la contestación estadunidense al pedido de López Obrador era un secreto, soltó: “No es secreto, es discreto”.

En una nota diplomática entregada al Departamento de Estado, el presidente de México pidió al gobierno de Biden que la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) dejara de entregar recursos a MCCI, fundada por el empresario Claudio X González.

Sobre el DEAN, Ebrard y la titular de la Secretaría de Economía de México, Tatiana Clouthier, resaltaron la importancia de la sesión porque con ella –explicaron-- se crearon mecanismos de respuesta y seguimiento a los temas.

En noviembre próximo los mecanismos de seguimiento y respuesta tendrán que rendir cuentas, lo que también harán en febrero (a los seis meses) y posteriormente en septiembre de 2022, en otra sesión plenaria que se llevaría a cabo en México.

“Se estableció una visión de futuro con el deseo conjunto de dos naciones”, afirmó Clouthier, y aseguró que con Estados Unidos se definieron planes para temas como seguridad, ciberseguridad, capacidad para mujeres y grupos originarios, e inversiones en el sur de México y en los tres países centroamericanos involucrados en la migración hacia el norte: El Salvador, Guatemala y Honduras.

“Entre los acuerdos alcanzados en este relanzamiento destaca la creación de Grupo de Trabajo Bilateral en Cadenas de Suministro para identificar áreas de complementariedad en las cadenas nuevas y existentes, apegándose a los intereses de cada país”, indica el comunicado conjunto que define los aspectos y resultados del DEAN.

Al inaugurar la reunión del DEAN, antes de la conferencia de prensa ofrecida en la embajada de México en Washington, Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, había destacado la importancia de mantener una buena relación con México y el gobierno de López Obrador.

“La estabilidad económica de México es importante para los intereses de Estados Unidos… juntos fortaleceremos las cadenas de suministro, modernizaremos la infraestructura de nuestro hemisferio por medio del plan subrayado por el presidente (Biden), nuestra alianza y cooperación con nuestros amigos”, subrayó Harris en la Casa Blanca.

Del tema migratorio y las caravanas centroamericanas que siguen intentando llegar a Estados Unidos a través de México, Ebrard y Clouthier afirmaron que al asunto como tal no se abordó en el DEAN.

El canciller sostuvo que el tema de los migrantes en el DEAN se tocó de manera indirecta con el compromiso de las inversiones en la región del sur de México hacia las tres naciones centroamericanas del Triángulo Norte.

En la conferencia de prensa se le preguntó si Estados Unidos había comentado algo sobre la violencia usada por elementos de la Guardia Nacional para controlar a las caravanas de migrantes centroamericanos y haitianos, a lo que respondió:

“Toda violación a los derechos humanos de los migrantes se tiene que sancionar, esta no es sistemática en México y ya se tomaron una serie de medidas al respecto”.

El DEA tiene como propósitos asegurar las herramientas para una prosperidad segura, de proyectos bancables de inversión, empezando por los pueblos de los dos países, hacer a las economías competitivas y garantizar a la seguridad a las comunidades vulnerables.

“Con el DEAN, México y Estados Unidos reafirman el compromiso con la integración económica regional y reconocen la importancia de mantener una colaboración estratégica y estrecha que históricamente ha caracterizado a nuestros países”, según el comunicado conjunto.

Como parte de la delegación mexicana también participaron Esteban Moctezuma, embajador ante Estados Unidos; Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda; Luz María de la Mora, secretaria de Economía; Lydia Antonio, directora general para Tratados Internacionales, y Roberto Velasco, jefe la región de Norteamérica en la Cancillería.

Del lado estadunidense acudieron Antony Bliken, secretario de Estado, a quien Ebrard entregó la carta que el presidente López Obrador con peticiones de inmigración; Gina Raimondo, secretaria de Comercio; Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Interior; Katherine Tai, representante especial de Comercio; Samantha Power, administradora de la USAID, y Ken Salazar, embajador ante el gobierno de México.

Comentarios