CDMX

Pujol ofrece revisar sus prácticas laborales “de manera objetiva y honesta”

Grupo Olvera, que maneja el restaurante Pujol, anunció que revisará sus prácticas laborales ante las denuncias de practicantes que desistieron de trabajar en el lugar por el acoso laboral y psicológico.
jueves, 3 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante las denuncias de practicantes de chef que buscaban trabajo en el restaurante Pujol, pero desistieron por el acoso laboral y psicológico, Grupo Olvera aseguró que de manera objetiva y honesta revisará sus prácticas laborales para crear un ambiente armónico y favorecer del buen desempeño y desarrollo integral de su equipo.

“Cumplimos con las medidas de identificación, análisis y prevención de riesgos psicosociales en el trabajo establecidas en la NOM-035-STPS-2018, implementamos cursos de comunicación interpersonal eficiente, brindamos capacitación constante a nuestros gerentes y contamos con protocolos de atención de la empresa ante cualquier queja por violencia o acoso de cualquier índole.

“Debido a lo anterior, siempre que se han recibido quejas se han tomado medidas disciplinarias que van desde el levantamiento de un acta administrativa hasta la separación permanente del puesto”, indicó en un comunicado.

Destacó que escuchar a sus colaboradores y clientes es parte esencial de la responsabilidad de toda la empresa. Por eso, reiteró su firme voluntad de detectar y mejorar cualquier área de oportunidad en sus procesos de operación y gestión.

“Sabemos que debemos reconciliar el rigor de los altos estándares de calidad, el esfuerzo y la exigencia que implica un restaurante como Pujol, con la aportación de herramientas y la creación de entornos que fomenten una vida saludable, así como el disfrute del ejercicio de nuestra labor profesional”, añadió.

Luego compartió una evaluación de los factores de riesgo psicosocial en el trabajo, derivados de la NOM-035-STPS-2018, que fue “bajo”, pero se recomendó una mayor difusión de la política de prevención de riesgos psicosociales y programas para la prevención de los factores de riesgo, la promoción de un entorno organizacional favorable y la prevención de la violencia laboral.

Este análisis está fechado el 15 de abril de 2015 y fue realizado por Jorge Alberto Hernández Zamora, del Bufete de Servicios de PROTEM y Asociados SA de CV.

Al principio de su comunicado, Pujol indicó que como empresa reconocen que alcanzar el nivel de excelencia que buscan no sería posible sin la rigurosidad y cuidado del detalle que esperan de las personas que son parte de su equipo.

“También estamos conscientes que en restaurantes con altos estándares como el nuestro las jornadas de trabajo son extensas”, abundó.

Y enlistó las condiciones laborales de los trabajadores del restaurante en cinco puntos, pero no comentó nada sobre los quejosos, es decir, los practicantes de chef.

“Grupo Olvera cumple con la legislación laboral. Los más de 80 colaboradores del restaurante Pujol están dados de alta ante el IMSS con el monto real del salario que perciben; todos reciben aguinaldo, PTU (Participación de los Trabajadores en las Utilidades) y prima vacacional conforme a la legislación en la materia”, indicó.

Adicionalmente, explicó que sus colaboradores gozan de 10 días de vacaciones desde el primer año de labores, permiso de paternidad para varones “que dobla el plazo fijado por la ley”, descanso el día de sus cumpleaños, fondo de ahorro, vales despensa, entre otros beneficios superiores a lo establecido por la ley.

“Los ingresos del personal que labora en Pujol están entre los más altos del sector en México. La totalidad de las propinas se distribuye entre el equipo de servicio, soporte y cocina, y su repartición se lleva a cabo únicamente por empleados y los montos se transparentan con todos los colaboradores. La propina no se carga de manera automática a la cuenta, es voluntaria”, puntualizó.

Asimismo. celebró que ante la crisis por la pandemia de covid-19, Pujol integró el salario de la totalidad de su plantilla laboral y se otorgaron vales extraordinarios de despensa al personal de sala y soporte durante los primeros tres meses.

“Únicamente se asignaron días de descanso extra durante el segundo semáforo rojo (entre diciembre y enero pasados). Previo a la pandemia nuestros colaboradores descansaban dos días por semana y un fin de semana largo de tres días cada cinco semanas”, afirmó.

Debido a las restricciones de horario en los últimos meses, adoptaron la medida de abrir los domingos para tener la capacidad de mantener todos los puestos de trabajo. Desde semanas atrás decidieron que el restaurante permaneciera cerrado los domingos a partir de junio.

Más de

Comentarios