Nacional

Muere "Polly", una de las jóvenes atropelladas por Diego Armando en Iztacalco

María Fernanda “Polly” Olivares Gómez, una de las dos jóvenes atropelladas por Diego Armando “N” en Iztacalco, falleció este sábado a causa de complicaciones pulmonares.
sábado, 3 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– María Fernanda “Polly” Olivares Gómez, una de las dos jóvenes atropelladas por Diego Armando “N” en Iztacalco, falleció este sábado a causa de complicaciones pulmonares que tuvo después de una recaída ayer por la tarde.

La joven de 26 años estuvo internada 21 días en el Hospital General de Xoco y su estado de salud era grave, a causa de las múltiples fracturas y lesiones que le provocó Diego Armando “N” cuando la atropelló con su auto, junto a su amiga Fernanda Cuadra. Sin embargo, a “Polly” la arrastró entre las ruedas alrededor de 260 metros en calles de la colonia Viaducto Piedad.

El pasado 28 de junio, Fernanda Cuadra, de 31 años, fue dada de alta del Hospital General Balbuena, aunque con múltiples secuelas, entre ellas, parálisis facial y dificultad para caminar.

Ayer por la tarde, el portal de noticias MVS reportó que “Polly” tuvo una recaída y que, de acuerdo con los médicos, era “latente” que perdiera la vida en cualquier momento.

Por su parte, Casandra Olivares, hermana de “Polly”, publicó un mensaje en redes sociales:

“En la mañana lamentablemente mi hermana Polly falleció, y en este momento nos encontramos muy tristes, consternados y realizando todos los trámites legales y administrativos correspondientes, les pedimos su comprensión y paciencia, por el momento no daremos declaraciones. Les estaremos avisando cuando sea oportuno”.

MP buscará reclasificar delito a feminicidio

Tras confirmar y lamentar la muerte de la víctima, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó que “en breve, el agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación del Delito de Feminicidio buscará la reclasificación del delito de feminicidio, en grado de tentativa, por feminicidio, y solicitará la mayor penalidad para obtener justicia tras su muerte”.

En un comunicado, agregó que personal de la Dirección General de Atención a Víctimas de la Coordinación General de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas “continúa con el acompañamiento jurídico, psicológico y socioeconómico para su familia”.

Los hechos ocurrieron la madrugada del 12 de junio cuando, de acuerdo con versiones de los testigos y familiares de las víctimas, Diego se pasó de copas en la fiesta donde estaban las dos víctimas, por lo que le pidieron que se fuera. Tras una discusión, en la que él las había amenazado con “matarlas” y a una de ellas la llamó “perra”, el joven subió a su coche y las atropelló.

El viernes 18, luego de una semana de haber agredido a las dos víctimas, el sujeto, acompañado de su padre y de sus abogados, se entregó voluntariamente a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), como lo informó en exclusiva Proceso. En entrevista, dijo que esperaba tener “un juicio justo e imparcial” y prefirió guardar silencio en torno a las dos jóvenes a las que agredió.

El pasado 24 de junio, un juez de control vinculó a proceso al joven de 26 años y le ordenó quedar en prisión preventiva en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente durante los próximos tres meses, tiempo en el que deberá terminar la investigación complementaria. 

 

Comentarios