Alertan por conflicto entre comuneros de Chiapas y Oaxaca

domingo, 23 de octubre de 2011
OAXACA, Oax. (apro).- La Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI) responsabilizó a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de cualquier enfrentamiento que se registre entre comuneros de San Miguel Chimalapa y ejidatarios chiapanecos, por extender permisos de aprovechamiento forestal en la zona de conflicto a favor de Cintalapa, Chiapas. De igual forma, cuestionaron la indolencia e incapacidad de los gobiernos de Oaxaca y Chiapas, así como a la Secretaría de la Reforma Agraria para dar una atención adecuada y ágil a esta confrontación antes de que ocurran hechos violentos. La situación se ha visto agravada en particular por el gobierno chiapaneco que envió unos 300 policías estatales a la zona en conflicto, quienes la noche del pasado viernes 21 de octubre realizaron disparos de arma de fuego, con el fin de intimidar a los comuneros de San Miguel Chimalapas. Consideran que este hecho violento además de aumentar el conflicto, es violatorio de la soberanía de Oaxaca, ya que los cuerpos policiacos actuaron fuera de su jurisdicción. Asimismo, denunció que la situación es extremadamente grave y ha escalado desde hace dos años cuando de manera ilegal e irresponsable la Semarnat extendió permisos de aprovechamiento forestal en la zona de conflicto a favor del ejido Díaz Ordaz, Cintalapa. Este hecho llevó a los pueblos chimas de San Antonio y Benito Juárez a decomisar camiones cargados de madera. Como represalia, en agosto pasado, ejidatarios chiapanecos retuvieron casi 10 toneladas de resina, producto del trabajo de los comuneros zoques. A pesar del escalamiento de este conflicto, las mesas de negociación establecidas por la Secretaría de Gobernación, y en las que participan representantes de la Secretaría de la Reforma Agraria, de los gobiernos de Oaxaca y Chiapas, así como autoridades comunales de los Chimalapas, han centrado su atención en el conflicto que enfrenta la comunidad de Santa María y dejado de lado el problema más grave que es el despojo de unas 7 mil 300 hectáreas que ha sufrido la comunidad de San Miguel a manos de cuatro ejidos chiapanecos, entre ellos Díaz Ordaz y Rodolfo Figueroa. Los comuneros zoques de los Chimalapas iniciaron el 17 de octubre una serie de movilizaciones que incluye bloqueos carreteros en la zona oriente y en la carretera Panamericana a la altura de La Venta. La UCIZONI hizo un llamado enérgico y urgente a los gobiernos de Oaxaca y Chiapas, así como a la Secretaría de la Reforma Agraria para que le den una atención adecuada y ágil a esta confrontación. Además, la UCIZONI manifiesta su solidaridad activa con la comunidad de San Miguel Chimalapa en su legítima lucha en defensa de su territorio, de las tierras y bosques que históricamente les han pertenecido y de las que han venido siendo despojados, por las maniobras de autoridades gubernamentales en contubernio con terratenientes ganaderos del estado de Chiapas. También exige el respeto pleno a la soberanía de Oaxaca y la salida inmediata de las corporaciones policiacas chiapanecas del territorio oaxaqueño.

Comentarios