Niega prelado que promueva frente anti Graco

miércoles, 3 de agosto de 2016
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El obispo Ramón Castro Castro negó haber convocado a una reunión para crear un frente opositor al gobernador Graco Ramírez, y en un video difundido en las redes sociales respondió a la advertencia que hizo el PRD de presentar una denuncia en su contra por violar la Ley de Asociaciones Religiosas. “Me gustaría hacer una aclaración que me parece importante, porque la verdad nos hará libres. El jueves 28 de julio se me pidió que recibiera a líderes de Morelos para que expresaran su sentir, su dolor, sus experiencias, su triste situación, su desesperación ante una realidad que vive el estado de Morelos. El obispo es pastor, es padre, es hermano y su deber es escuchar. “Me habían dicho que vendrían a catedral 50 personas, pero en realidad vinieron más de 100 personas. Yo estuve en la reunión. Escuché el dolor de tantas personas, las inconformidades, porque es mi misión. Pero sobre todo se dirigieron al señor rector de la Universidad que estaba presente. Entonces, yo escuché y me pareció que era oportuno escuchar como pastor de la diócesis”, dice Castro Castro –ataviado con sotana blanca y solideo púrpura en la cabeza– en el video. Añade: “Se ha manejado que esta reunión la convocó el obispo, eso no corresponde a la verdad. Tengo más de 100 testigos. Yo no los convoqué. Fueron convocados porque catedral es un lugar céntrico”. Y niega que en ese encuentro se promoviera la incitación al odio, como lo señaló el PRD y el propio gobernador. “Se ha dicho también (que la reunión fue) para hablar del matrimonio igualitario. Es verdad, todos conocen la posición de la Iglesia, pero ese no fue el tema de la reunión. De hecho, más de la mitad de los participantes están a favor del matrimonio igualitario, lo que demuestra que ese no fue el objetivo. Quien diga lo contrario miente, no dice la verdad”. El obispo asegura que “no abrió la boca”, ya que sólo escuchó. “Y el haberlo hecho no viola ninguna Ley de Asociaciones Religiosas”, subraya. Sobre el sitio del encuentro, sostiene que fue elegido con base en “la centralidad del lugar”, dado que la catedral se encuentra ubicada en pleno centro de Cuernavaca, a dos cuadras de Palacio de Gobierno, justo frente al Jardín Borda. “Quisiera que quedara claro: se hizo esa reunión, pero con la finalidad de escuchar a tanta gente que ha sido víctima de la violencia, a tanta gente que no ha sido escuchada, a maestros, a campesinos, transportistas. Gente que está en el deseo de ser escuchada. Entre ellos tomaron algunas decisiones para hacerse notar y para ser escuchados”, concluye. El pasado 28 de julio, representantes de la Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadanos, Frente Social Rodolfo García Aragón, Universidad Autónoma del Estado de Morelos y Federación Auténtica del Transporte, además de líderes de casi cien organizaciones y sindicatos, se reunieron en el claustro de la catedral, supuestamente para definir una estrategia y un plan de acción para enjuiciar a Graco Ramírez por “la terrible situación que atraviesa el estado”. Se espera que a partir del próximo martes 16 inicien las movilizaciones contra el gobernador perredista, que incluirán marchas, bloqueos, plantones y la suspensión del servicio del transporte colectivo en toda la entidad. No se descarta la toma del Congreso local y de Palacio de Gobierno. Incluso los abogados del Frente Rodolfo García han hablado de la posibilidad de solicitar la desaparición de poderes en la entidad, ante las evidencias del “sometimiento del Congreso y el Poder Judicial a los designios de Graco”.

Comentarios