Hidalgo

Fayad regresa a Congreso de Hidalgo declaratoria de patrimonio cultural de peleas de gallo

Debido a que el decreto no fue publicado, galleros protestaron frente al Palacio de Gobierno para exigir al gobernador “de legitimidad a la iniciativa aprobada”, además de que empresarios y criadores de aves acusaron que está en riesgo “la cultura, la tradición y los empleos” que genera.
jueves, 29 de julio de 2021

PACHUCA, Hgo. (apro).- El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, regresó con observaciones al Congreso de Hidalgo el decreto que declara las peleas de gallos como Patrimonio Cultural Inmaterial del estado, en un contexto en el que animalistas han criticado que un espectáculo que involucra la vida de las especies sea enaltecido.  

La iniciativa fue votada a favor el 30 de junio, mismo día en que se aprobó la despenalización del aborto. De acuerdo con fuentes consultadas al interior del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) –fracción mayoritaria que impulsó ambas propuestas–, declarar patrimonio a las peleas de gallos fue un acuerdo interno y una condición para que se validara la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), que ya había sido rechazada –por la posición de legisladores morenistas en ese momento– en esta misma Legislatura, en diciembre de 2019.  

La propuesta fue presentada por el diputado Rafael Garnica Alonso, quien ha asegurado que se trata de una demanda ciudadana que tiene como objetivo preservar una tradición mexicana, y defendió la “importancia económica” que, dijo, representa para quienes se dedican a ella. 

Según los argumentos del promovente, los gallos están entrenados y desde su nacimiento están concebidos para este tipo de combates, por lo que considera que es parte de su naturaleza. 

Debido a que el decreto no fue publicado en el Periódico Oficial del Estado y regresó al Congreso, galleros hidalguenses protestaron frente al Palacio de Gobierno para exigir al gobernador “de legitimidad a la iniciativa aprobada”.  

Los empresarios y criadores de aves acusaron que está en riesgo “la cultura, la tradición y los empleos” que genera esta actividad. 

Afirmaron que se trata de un negocio que genera dos millones de empleos y ganancias por ocho mil 250 millones de pesos anuales. Destacaron que Aguascalientes. Nayarit, Tlaxcala y Zacatecas ya han declarado esta actividad como patrimonio cultural. 

La postura de organizaciones defensoras de animales como Biofutura y Red Pro Animal es que la crueldad no puede ser considerada cultura ni patrimonio. 

Señalaron que la Suprema Corte de Justicia de la Nación avaló, en octubre de 2018, la prohibición de peleas de gallos en Veracruz, al considerar que ninguna práctica que suponga el maltrato y sufrimiento innecesario de los animales puede considerarse una expresión cultural amparada por la Carta Magna. 

La presidenta de la mesa directiva del Congreso, la también morenista Lucero Ambrosio Cruz, dio a conocer el retorno del decreto 732 que declara las Pelas de Aves de Combate como Patrimonio Cultural Inmaterial por observaciones del gobernador; no obstante, no precisó de cuáles se trata.

Comentarios