Salvador Rangel Mendoza

Obispo de Chilpancingo negocia liberación de cinco secuestrados en Guerrero

El prelado dijo que cuatro de estos crímenes se registraron en Chilapa y uno en Chilpancingo donde operan los grupos de Los Ardillos y Los Tlacos.
martes, 6 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-   El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, reveló que interviene en la liberación de cinco personas privadas de su libertad en las ciudades de Chilapa y Chilpancingo, y reprochó la inacción del gobierno federal y estatal ante el repunte de la violencia en la entidad.

Afirmó que el gobierno federal, a través de la Guardia Nacional, tienen conocimiento de quienes son los líderes de los grupos delictivos que mantienen colapsado el estado de Guerrero por el control de las minas y los recursos de los ayuntamientos.

“Pero ahí los tienen metidos, ellos saben quiénes son y dónde están, quienes son los jefes. ¿Por qué tanta complacencia y suavidad?”, dijo Rangel Mendoza en una entrevista publicada este día en el periódico El Sur.

En el caso de la violencia que se vive en la ciudad de Iguala donde el grupo de Los Tlacos, que dirige Onésimo "El Necho" Marquina Chapa, pretende desplazar al reducto de Guerreros Unidos denominado La Bandera, y en los últimos días han asesinado a personajes claves en el caso Ayotzinapa como el comandante de la Policía Ministerial, Humberto Velázquez Delgado El Huacho, el jerarca dijo:

“Yo creo que ya es tiempo de que pongan más atención y liberen esa ciudad porque todos los días hay muertos y muertos, y no es justo”.

Acerca de su intervención en el caso de cinco personas privadas de su libertad, el prelado dijo que cuatro de estos crímenes se registraron en Chilapa y uno en Chilpancingo donde operan los grupos de Los Ardillos, que lidera la familia del actual diputado local perredista Bernardo Ortega Jiménez y Los Tlacos.

La mediación del obispo católico se dio a petición de las familias de las personas desaparecidas.

“Estamos mandando recaditos, sobre todo para saber qué grupo los secuestró; no sabemos todavía, nos lo imaginamos, pero no estamos seguros”, indicó Rangel Mendoza.

“Apenas estoy investigando a ver dónde los tienen y quién los tiene. Yo ya más o menos tengo alguna pista, pero no lo puedo decir ahorita, si no, se me echan encima”, concluyó.

Comentarios