Sonora

Cae "El Gil", segundo presunto implicado en el crimen del activista Tomás Rojo Valencia

La línea concluyente de la Fiscalía sobre el probable móvil del homicidio del vocero del pueblo Yaqui indica que grupos criminales con intereses ajenos a la etnia pretendían beneficiarse ilícitamente del cobro de cuotas en el tramo carretero. 
jueves, 8 de julio de 2021

CAJEME, Son. (apro).- Elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal capturaron a Gilberto, ‘El Gil’, el segundo presunto implicado en el homicidio de Tomás Rojo Valencia, activista y vocero del pueblo originario Yaqui.

Este mismo jueves la Fiscalía General de Justicia del estado solicitó y obtuvo la orden de aprehensión dentro de la causa penal 748/2021; fue cumplimentada en un filtro de seguridad colocado sobre la carretera México-15, frente a la comunidad rural de Cruz de Piedra, en Empalme.

Tras la captura se realizó una audiencia inicial para formular la imputación. 

La fiscalía presentó la indagatoria del caso y solicitó la inmediata vinculación a proceso de Gilberto, misma que fue aprobada por el juez, quien dictó prisión preventiva oficiosa como medida cautelar e impuso un plazo de seis meses para el cierre de la investigación complementaria. 

El pasado 2 de julio Apro dio a conocer que Francisco Hiram y/o Francisco, ‘El Morocho’, de 26 años de edad, quedó vinculado a proceso y en prisión preventiva por el crimen del activista. 

La línea concluyente de la Fiscalía sobre el probable móvil del homicidio del vocero del pueblo Yaqui indica que grupos criminales con intereses ajenos a la etnia pretendían beneficiarse ilícitamente del cobro de cuotas en el tramo carretero. 

Tomás Rojo Valencia desapareció la mañana del 27 de mayo, después de que salió de su domicilio para realizar su rutina de ejercicio diario.

El 17 de junio su cadáver fue ubicado al interior de una fosa clandestina, donde también se aseguró un martillo, una soga y otros instrumentos con los que se habría cometido el asesinato. 

La autopsia arrojó que Tomás Rojo perdió la vida por traumatismo craneoencefálico, producto de las lesiones generadas por contusión directa. Fue identificado mediante estudios genéticos y de hidratación dactilar.

Los restos del líder yaqui permanecieron por más de 20 días en el Servicio Médico Forense, hasta que este jueves 8 fueron entregados a su familia, que había solicitado una segunda prueba genética.

 

Más de

Comentarios